domingo, 20 de junio de 2010

Condenan a narcos por asociación ilícita y tráfico

Los jueces orales de Talca culparon a siete de los nueve imputados, en su gran mayoría, de nacionalidad boliviana

TALCA.- Asociación ilícita para el narcotráfico, tráfico de estupefacientes y tenencia ilegal de armas de fuego, son los delitos por los cuales fueron declarados ayer culpables los imputados chilenos y bolivianos detenidos en abril de 2008, luego que la Policía De Investigaciones (PDI) desbaratara la banda internacional e incautara 55 kilos de cocaína base.
En la primera sala del Tribunal Oral de Talca, tras cinco días de juicio, se efectuó ayer la audiencia de lectura de veredicto, donde los magistrados culparon a los chilenos Sergio Pastenes y Herbert Sandoval como autores y líderes de una asociación ilícita, mientras que la conviviente del primero de ellos, Sandra Seura, fue declarada cómplice del mismo delito.
En tanto, los bolivianos Humberto Huanca, José Apala, Ramiro Gómez y Yony Torres, fueron autores del delito consumado de tráfico de estupefacientes. A Sandoval también se le adjudicó la tenencia ilegal de armas de fuego. Sin embargo, los jueces desestimaron la acusación formulada en contra de los bolivianos Sonia Bernal y Óscar Quispe, por lo que fueron absueltos.

HECHOS
Según acredita el veredicto de los jueces orales, entre noviembre de 2007 y abril del 2008, Pastenes y Sandoval conformaron una organización al tráfico de cocaína base y clorhidrato de cocaína, droga que ingresaba a través de Calama con el fin de venderla en distintas ciudades.
Pastenes en aquel cumplía una condena por tráfico de drogas, sin embargo, contactaba a los proveedores e impartía instrucciones. En tanto, el otro acusado se encargaba de trasladar la droga hacia el sur y recaudaba el dinero, labor en la que también participó Sandra Seura.

CARGAMENTO
En la investigación liderada por la PDI se tomó conocimiento que Humberto Huanca recibió un cargamento de droga transportado por bolivianos, consistente en 55 kilos de cocaína base, cinco kilos de marihuana boliviana y tres kilos de clorhidrato de cocaína, la cual ocultaron en el desierto, en las cercanías del cerro La Cruz.
En el veredicto, los jueces manifestaron que las pruebas presentadas en el juicio fueron insuficientes para establecer que Bernal, Quispe, Apala y Huanca hayan sido parte de la estructura jerarquizada. Sin embargo, los dos últimos -más Gómez y Torres- sí configurarían el delito de tráfico, por cuanto transportaron la droga. La lectura de la sentencia se realizará el jueves a las 17.30 horas en el tribunal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario