viernes, 18 de junio de 2010

Embajador de EE.UU. participará en colocación de primera piedra de residencia para estudiantes en Talca

TALCA.- El embajador de los Estados Unidos en Chile, Paul Simons, visitará Talca el próximo lunes 21 de junio, para participar en la ceremonia de colocación de la primera piedra del edificio de la nueva residencia para estudiantes de enseñanza media provenientes de Villa Prat.

La ceremonia se realizará en el sitio de la construcción en Circunvalación 2 Norte, a las 13:15 horas, y contará con la participación del director de Desafío Levantemos Chile, Felipe Cubillos; de representantes del arzobispado; y de autoridades del gobierno regional y municipal.

La embajada de los Estados Unidos realizó una donación de 25 mil dólares al proyecto de reconstrucción de la residencia, cuyo edificio original resultó destruido por el terremoto del 27 de febrero. El hogar, que es administrado por el arzobispado de Talca, acoge a 50 estudiantes de de Villa Prat, localidad que no cuenta con un establecimiento de enseñanza media, que completan su educación en colegios de la ciudad de Talca. La residencia ofrece a los jóvenes un ambiente acogedor y seguro.

La donación efectuada por la embajada de los Estados Unidos proviene de un fondo para asistencia de emergencia, mientras que el resto del financiamiento para el proyecto de construcción fue donado por el sector privado en coordinación con la organización Desafío Levantemos Chile.

Proyectos de ayuda humanitaria y para reconstrucción

Tras el terremoto de febrero, la embajada y el gobierno de los Estados Unidos han identificado y contribuido al financiamiento de otras 33 iniciativas de asistencia, a nivel de comunidades y en escala limitada, por un total de más de 200 mil dólares, para ayudar a las personas y comunidades a cubrir necesidades específicas y mejorar sus condiciones de vida.

En ese marco, por ejemplo, en la comuna de Vichuquén, en la región del Maule, el gobierno de los Estados Unidos ha financiado la compra de estanques de mil litros para el almacenamiento de agua potable en campamentos de emergencia, equipos para la conexión de energía eléctrica a viviendas de emergencia, y ha donado materiales para la fabricación de redes de pesca a los pecadores de la caleta de Llico, entre otros.

En la región del Biobío, el gobierno estadounidense donó alrededor de 50 mil dólares a la Fundación Integra para la reconstrucción y reparación de varios jardines infantiles que fueron dañados por el sismo de febrero. Otros proyectos similares han incluido la compra de teléfonos de iridio, la construcción de un comedor comunitario en un campamento de emergencia en Dichato, y el financiamiento y transporte de herramientas de construcción.

Igualmente, en la región del Libertador Bernardo O’Higgins, los fondos han permitido distribuir material plástico para el aislamiento de viviendas de emergencia, así como entregar colchones y frazadas en varias comunidades.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos también realizó recientemente una donación de 419 mil dólares a los institutos chileno-norteamericanos de cultura de Concepción, Chillán, Curicó, Valparaíso y Santiago que fueron afectados por el terremoto, para efectuar reparaciones de infraestructura y reforzar sus programas de enseñanza del inglés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario