sábado, 19 de junio de 2010

Por razones de seguridad ordenan cierre perimetral del Mercado

El recinto fue objeto de un decreto de inhabitabilidad de la Dirección de Obras Municipales, el que debió hacerse cumplir por los daños que presenta el edificio tras el terremoto

TALCA.- Tras el riesgo que constituye el edificio del Mercado Central de Talca luego de los daños que dejó en su estructura el terremoto de fines de febrero, el municipio ordenó su cierre perimetral con la finalidad de disminuir el peligro entre locatarios, público y quienes transiten por el lugar. Ayer se instalaron mallas que evitan el paso a dicho inmueble.
El alcalde Juan Castro indicó que el mandato de cierre lo evacuó inmediatamente después del cataclismo debido a cinco estudios de ingeniería que dan cuenta del daño del recinto, y por consiguiente, del contundente riesgo para la comunidad. Recalcó que hay un decreto de inhabitabilidad emanado de la Dirección de Obras Municipales y que debió hacerse cumplir.
“Se le avisó a la gente y ellos no hicieron caso, por eso estamos cerrando hoy (ayer) para que no pase nada, porque si llegara a ocurrir un accidente, la culpa será de la municipalidad por no tomar las medidas necesarias… Pedimos autorización para demoler pero llegó una información desde Monumentos Nacionales y no era muy favorable a bajar, por lo que hay que esperar”, indicó el edil.

REPARACIONES
Castro puntualizó que los locatarios ya estaban con el ánimo de reparar sus dependencias a pesar de los daños, por lo que se tornó urgente ordenar el cierre ya que el municipio no puede caer en la irregularidad de incumplir las normas que se dictan sobre los inmuebles.
“Es para la seguridad de ellos (comerciantes) y la gente que va a comprar. Está súper definido que es inhabitable el Mercado Central y, si no se toma esta medida, la gente comenzará a reparar y finalmente caeremos en una seria irresponsabilidad. Ellos saben desde el primer día que el edificio está inhabitable así que no vengan a mentir que no sabían… No tienen ninguna autorización para seguir ahí. Si siguen insistiendo y comienzan a hacer daño al cierre, vamos a tomar medidas que son mayores: no podemos arriesgar a ninguna persona a que le pase algo”, subrayó.
Sin embargo, con esta disposición los locatarios quedaron indignados. Luis Zúñiga trabaja en el recinto hace 60 años y recalcó que a su negocio no le pasó absolutamente nada, por lo que no comparte el cierre del perímetro del inmueble. “El alcalde pareciera que sólo quiere comercializar las dos manzanas más caras de Talca que son el Mercado y las Concentradas. A mi no me han dicho que hay que desalojar, ahora no queda más que irse sin derecho a alguna indemnización”, señaló.
Tal postura compartió José Salvador Cordero, lleva 30 años en el sector y adelantó que igual seguirá vendiendo aunque sea tras la malla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario