martes, 21 de septiembre de 2010

Aumento de atenciones provocó congestión en Hospital de Talca

Colegio Médico denunció falta de anestesistas en Curicó y Linares los días 18 y 19 de septiembre, respectivamente, lo que provocó que las urgencias fueran trasladadas a la capital regional

TALCA.- Complicaciones en la unidad de Urgencia del Hospital Regional de Talca se vivieron durante el fin de semana largo. Largas horas de espera de pacientes, sobre todo en la madrugada, marcaron las últimas jornadas e, incluso, habría muerto uno de ellos mientras esperaba atención, lo cual deberá investigar la Fiscalía tras una denuncia que interpondrá hoy la familia del afectado.

El colapso del servicio no sorprendió al Colegio Médico. Su presidente regional, Juan Enrique Leiva, recalcó que esto ya estaba previsto desde la semana pasada cuando avisó a las autoridades regionales –e incluso al Ministerio de Salud- de la falta de anestesistas en los hospitales de Curicó y Linares los días 18 y 19, respectivamente. Desde dichas provincias fueron enviados a la capital regional todas las urgencias que requirieran intervención, entre ellas, los partos.

“Era total y absolutamente esperable. Lamentablemente ocurrió que sólo el Servicio de Urgencia del Hospital de Talca contó con anestesista y todos los servicios de urgencia completos (adulto, pediátrico y maternidad) se vieran atochados… Eso estaba en conocimiento del Servicio de Salud del Maule (SSM) y de todos los directores de hospitales. Estaba anunciado por parte de Linares desde principios de mes, fue un problema de organización y gestión por parte del Servicio”, manifestó. Diario El Centro se contactó tanto con el SSM y la Dirección del Hospital de Talca, pero no tuvo respuestas favorables.

INVESTIGAN MUERTE

En medio de dichas complicaciones se produjo la muerte de un hombre de San Rafael en la sala de espera de la Unidad de Urgencia de la capital maulina. María Inés Vega indicó que su marido, César Brito de 49 años, ingresó al Hospital de Talca a las 22.00 horas del domingo y no recibió atención oportuna. Manifestó que mientras tanto le tomaron algunas muestras y lo dejaron en la sala de espera con suero, hasta las 02.00 horas cuando sufrió una complicación.

“Estaba a su lado cuando le dio un ataque. Yo llamaba y gritaba para que lo ayudaran pero nadie me tomó en cuenta. Después vinieron dos jóvenes, lo tomaron en brazos y lo llevaron adentro, no me dejaron entrar con él y a los 10 minutos me llaman para decirme que había muerto. En esas cuatro horas nadie nos ayudó. En ese rato le pedí al guardia que le arreglaran el suero y me dijo que la enfermera llegaría en cinco minutos, pero nunca fue. Un niño finalmente se subió arriba de una silla y con un alambre amarró el suero para que corriera”, relató.

La mujer adelantó que hoy interpondrá una denuncia ante el Ministerio Público por dicha situación, que calificó como horrorosa. “Se murió sentado por un ataque. Cayó al suelo y le pedía que me hablara, nunca pudo hacerlo. Cuando decían que pasaban estas cosas en el hospital no lo creía, tuve a mi hijo acá y nunca hubo problemas ni observé nada. Ahora me tocó”, agregó.

La concejala de San Rafael, Claudia Díaz, acompañará a Vega a realizar la denuncia. Señaló que le parece increíble que ocurran este tipo de situaciones y planteó que al hospital le falta renovar su personal y disponer de más gente que cubra los servicios. “Los pacientes merecen dignidad y no por el hecho de ser pobres va a morir sentado un hombre lleno de vida con tres hijos y una viuda desesperada”, recalcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario