sábado, 18 de septiembre de 2010

Descontento en ramadas emblemáticas con el alcalde tras inicio de festejos


Si bien hubo diversas reacciones en cuanto al balance de la primera jornada de festejos por parte de los fonderos, los locatarios del recinto Fital no ocultaron su malestar por la ausencia del edil y que los dejó esperando para iniciar sus labores
TALCA.- Mientras el alcalde de Talca, Juan Castro, y otras autoridades inauguraban oficialmente los festejos de las Fiestas Patrias del Bicentenario en el balneario río Claro, los dueños de las ramadas que decidieron permanecer en el recinto Fital no ocultaron la molestia con el edil, a quien acusaron de ignorarlos y dejarlos esperando el saludo que tradicionalmente realiza antes que la treintena de locales inicien sus trabajos.
Al respecto, el dueño de “Baretta Rey”, Roberto Belmar, consideró que “hubo una falta de respeto con nosotros, que somos los rameros antiguos y llevamos más de 30 años laborando acá. Todos quedamos esperándolo para comenzar, sobre todo nosotros que llevamos tiempo haciéndole las fiestas a los talquinos”.
De paso, aseguró que fue una buena decisión permanecer en el recinto Fital. “Fui a la inauguración y después la gente se vino para acá. El frío y lo peligroso que es provocó que llegaran igual donde estamos nosotros. Además, saben que acá están los locales más grandes”, recalcó.
Mientras que el dueño de la ramada “Colomiño”, Jaime Miño, tampoco ocultó su malestar y dijo que “con el respeto que se merece el alcalde, creo que no estuvo bien en no venir a inaugurar estos locales. Es el primer año, de los 24 que llevo trabajando, que no llega una autoridad para iniciar los festejos. Hay bastante molestia”.
Consultado al respecto, el alcalde Castro respondió que “cuando la Municipalidad realiza actividades oficiales, no puedo comenzar a recorrer todas las fondas que hay y eso ellos lo saben. Esas ramadas están un recinto privado y no son las oficiales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario