martes, 14 de septiembre de 2010

Empleados bancarios mueren tras violento choque en ruta a Constitución

Las víctimas viajaban en un automóvil que fue colisionado por alcance por un camión. Chofer del vehículo de carga quedó detenido y será imputado por cuasidelito de homicidio

SAN JAVIER.- En manos de la justicia, a fin de responder como autor de cuasidelito de homicidio, quedó el chofer de un camión de una empresa minera, identificado como Rudencindo Sebastián Opazo Ampuero, tras protagonizar un fatal accidente de tránsito en el kilómetro 12 de la carretera que une a San Javier con la ciudad de Constitución.

Los hechos, según explicó el comandante de Carabineros de Linares, Julio Salgado, se registraron a las 07.20 horas, cuando personal de la Quinta Comisaría de San Javier fue alertado por testigos de que había ocurrido un accidente en la ruta L-30-M, sector de Vaquería, zona que se caracteriza por presentar densos bancos de neblina y que presenta restricción de tránsito por faenas de reparación.

Por dicho motivo, según establecieron peritajes de la Subcomisaría Investigadora de Accidentes en el Tránsito (SIAT) de Carabineros de Talca, tanto una camioneta Chevrolet Luv cabina simple y un automóvil Hyunday Accent, estaban detenidas en la ruta y esperaban en esos momentos que el banderillero de turno les dieran el paso para seguir viaje hacia Constitución, sin presagiar que una gran tragedia terminaría con sus viajes.

FRENADA BRUSCA

Los indicios recogidos en el sitio del suceso, permitieron a los peritos policiales determinar que el chofer del camión -de cinco ejes, sin carga en su tolva- frenó bruscamente, pero demasiado tarde, sin poder evitar chocar por alcance al auto Hyunday, aunque en la vía existe una señalización que advierte que las dos pistas se angostan a sólo una, obligando a que los vehículos reduzcan la velocidad.

En ese mismo lugar quedó una huella de frenada de cerca de 20 metros, la cual -según peritos de Carabineros- revela que el conductor de dicho móvil de carga no viajaba atento a las condiciones del tránsito o bien que lo hacía a exceso de velocidad.
La fuerza del impacto lanzó el auto Hyundai contra la parte trasera de la camioneta, quedando incrustado bajo su carrocería posterior. Luego el camión volvió a chocar ambos móviles, tras lo cual, la camioneta fue a parar a una zanja al costado norte de la vía, no sin antes sufrir un impacto lateral en la puerta del conductor. Por su parte, el auto quedó vuelto en sentido contrario, con su parte posterior y delantera literalmente desintegradas. El camión se detuvo a escasos metros de volver a golpearlo, lo cual habría hecho caer dicho vehículo a la zanja sur de la pista.

VIAJE EN GRUPO

En el caso de la camioneta Chevrolet, su conductor y único ocupante, de nombre Raúl Espinoza, logró sobrevivir al violento choque y fue trasladado al hospital de San Javier. Respecto al auto Hyundai, la única persona que no murió fue la copiloto, María Isabel Flores Núñez, de 27 años, quien fue rescatada con vida y se encuentra internada en estado grave en el hospital de Talca, con peligro vital, al cierre de la edición.

Pero no ocurrió lo mismo con el resto de los ocupantes de dicho móvil, que murieron en forma instantánea: se trata de la conductora, María de los Ángeles Esparza González, de 32 años; Julio Eduardo Peña Rojas, de 55 años; Hernán Andrés Vega Torres, de 27 años; y Renssel Ariel Lara Maldonado, de 31 años. Los restos fueron rescatados desde los fierros retorcidos del auto por personal de la Segunda Compañía de Bomberos de San Javier, quienes debieron utilizar maquinaria hidráulica.

Un dato relevante es que las cuatro personas fallecidas son funcionarios del BancoEstado con sede en la comuna de Constitución, por lo cual, según indicó el comandante Salgado, se presume que viajaban juntos a su trabajo en la ciudad balneario. Por ello, al poco rato de ocurrido el accidente, llegaron familiares y compañeros de trabajo de las víctimas, a fin de coordinar ayuda para la única sobreviviente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario