viernes, 10 de septiembre de 2010

Feriados provocan división entre trabajadores y empresarios

Para la CUT es ciertamente un avance en la normativa: “Es de importancia porque en este país históricamente hemos tenido leyes para trabajadores de segunda y tercera categoría y con esto se normaliza”, señaló la presidenta del organismo, Soraya Apablaza

TALCA.- Finalmente serán tres los días feriados que tendrán los trabajadores del comercio, incluidas grandes tiendas, malls y supermercados, esto después que el Senado aprobara -de manera excepcional- como días festivos irrenunciables para este sector, los días 19 y 20, los que se suman al ya existente 18 de septiembre.

La medida beneficiará a cerca de 500 mil trabajadores a lo largo del país. Sin embargo, no todos los sectores están conformes con la resolución. La que primero presentó su inquietud fue la Asociación Gremial de Supermercados de Chile (Asach), que advirtió posibles dificultades en el abastecimiento de los locales a nivel nacional, luego de los días festivos.

LLAMADO A LA CALMA

Sin embargo, en la región el llamado fue a la calma porque los supermercados ya están trabajando en el plan de contingencia que permita asegurar el stock de productos antes y después de las Fiestas Patrias.

Así lo manifestó el subadministrador de Jumbo, Juan Ordoñez: “Ahora que conocemos la resolución del Senado vamos a definir nuestro plan de acción, pero creemos que la gente va a hacer la compra anticipada, por lo mismo estamos pendientes para ver si vamos a tener que abastecernos más rápido para poder cumplir. Hasta el momento no hay problema, pero vamos a ver cómo se presenta la demanda sobre todo en productos más masivos”, dijo.

Bastante más optimista se mostró el gerente de Santa Isabel, Mauricio Signé, “las ventas los días festivos bajan mucho, al menos en lo que es en el centro, y los días previos al feriado la gente no debería tener problemas para comprar”, señaló.

Además, Signé explicó que a los trabajadores part time, por ser feriado obligatorio, “se le cancela de igual forma su sueldo, no es un tema para preocuparse”, sostuvo.

MEDIDA POPULISTA

Si bien no existen cifras oficiales de cuánto será la pérdida para el sector en la región por el cierre del comercio durante los tres días, el presidente de la Cámara de Comercio de Talca, Fernando Jiménez, catalogó la medida de “populista” e “inadecuada”, sobre todo después de los efectos del terremoto.

“Fue una medida populista que no se condice con un país que sufrió un terremoto y que se da el lujo de parar la economía por tres días. No hay estimación de las pérdidas, pero imagínese lo que significa que durante estos días esté todo el comercio cerrado y en el fondo son vacaciones gratuitas para la gente con cargo a los empresarios”, precisó Jiménez.

IGUALDAD

En la otra cara de la moneda están los trabajadores que podrán celebrar el Bicentenario sin la preocupación de tener que ir a trabajar al otro día. En este sentido, la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Soraya Apablaza, valoró el esfuerzo.

“Es muy relevante porque en este país históricamente hemos tenido leyes para trabajadores de segunda y tercera categoría y con esto se normaliza para el sector comercio que siempre son los más perjudicados”, dijo.

Además, Apablaza sostuvo que la medida viene a cumplir con una añoranza y necesidad de este tipo de trabajadores. “Avanzamos y esperamos que sea mucho más. Además, sabemos que la Dirección del Trabajo va a fiscalizar el cumplimiento de la medida y cursará las multas necesarias si algún empresario obliga a sus trabajadores a trabajar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario