domingo, 12 de septiembre de 2010

Festival de Cortometraje finalizó en Talca con positiva evaluación de organizadores


Entre lo mejor del festival destacó la presencia de Pedro Chaskel, director, camarógrafo y montajista, con quien se conversó sobre el surgimiento del cine chileno. Para las próximas realizaciones se espera que el número de público aumente considerablemente

TALCA.- Marco Díaz, organizador de la séptima versión del Festival de cortometrajes de Talca evaluó positivamente la realización del evento durante el presente año, sin embargo consideró que faltó más concurrencia de público.
“En general creo que estuvo bien, se logró lo que el festival quería, que era una muestra de películas interesantes, de estrenos y de conversaciones provechosas. Sin embargo, siento que faltó un poco más de público”, comentó el cineasta.
La fiesta del séptimo arte maulina comenzó el miércoles 11 de septiembre, en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule (UCM), con las cintas de Pablo Dotta, como “El Dirigible”. En la jornada de inauguración estuvo presente el documental de Pablo de Rokha, “El amigo de piedra”, de Diego Soto. Un momento especial fue la presentación del documental “Palitroque”, que se realizó con los participantes del festival del 2009.
Durante las versiones anteriores, el Festival de Cortometrajes tenía por tradición realizar trabajos sobre Talca, pero este año fue diferente. Díaz explicó que “es inevitable entender que el terremoto es una dificultad para la realización de las creaciones, pero en vez de cortometrajes de ficción, se realizaron documentales sobre Talca, los cuales tendrán una mirada sobre lo que sucede en la ciudad”.
Además, comentó que el nivel de la competencia estuvo muy bueno, sobre todo el nacional. Hay una diferencia amplia entre el trabajo del país y el regional, pero esto cumple una lógica. “Mientras no exista un circuito cultural en la región, con una infraestructura adecuada y entrega de conocimientos a los interesados, es bien difícil poder generar la misma calidad que en otras partes”, confesó.

LO MEJOR
Entre lo mejor del festival, Marco Díaz destacó la presencia de Pedro Chaskel, director, camarógrafo y montajista, con quien se pudo compartir una conversación titulada “Retrospectiva”, donde se abordaron inquietudes relacionadas con el surgimiento del cine chileno. “La conversación con Chaskel y, en general, su visita, fue lo mejor de esta séptima versión”, remarcó Díaz.
Además, adelantó que entre las novedades de la versión 2010 se destaca “la muestra de cine uruguayo, un cine que en los últimos años ha ganado laureles en los principales festivales del mundo”. Asimismo agregó que “dos de esas películas: ‘Gigante’ y ‘Buen día para pescar’, se estrenan absolutamente en el país”.
Entre las novedades que se presentaron en esta jornada fue la exhibición de “La cinta blanca” de Haneke, y “Un hombre serio”, de los Coen, que no se presentarán en cines comerciales. También se incluyó “La vida de los Peces” de Matías Bize y “Navidad” de Sebastián Lelio.
Para el público infantil, las cintas fueron “Porco Rosso” y “Ponyo”, en un homenaje a Hayao Miyazaki Para el próximo año, los organizadores del Festival ya están gestionando la programación.
“Estamos analizando algunos detalles ya que a lo mejor el interés no es el esperado por lo que hay que replantearse algunos factores. Para los próximos años queremos trabajar más con las universidades que presentan la carrera de comunicación audiovisual”, indicó Marco Díaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario