sábado, 11 de septiembre de 2010

Guardia de seguridad detenido por llamados falsos de b

El imputado, de 27 años, había efectuado las alertas como forma de venganza, porque en su empresa no le cambiaban el turno de noche como vigilante privado
TALCA.- A disposición de la justicia quedó ayer un guardia de seguridad de la empresa de vigilancia privada que presta servicios para la Universidad de Talca, más específicamente en el Campus Lircay, tras ser detenido y confesar su responsabilidad en tres falsas alarmas de bombas que afectaron a dicha casa de estudios superiores.
Los hechos, según explicaron fuentes policiales, se registraron los días 20, 23 y 24 de agosto pasado. El primer incidente ocurrió a escasas horas de que un numeroso grupo anarquista fuera detenido en Santiago, por lo cual, tanto Carabineros y la Policía De Investigaciones (PDI) comenzaron de inmediato a indagar los hechos.
Así se determinó que las llamadas se habían realizado a los dos números de emergencia de ambas policías, donde una voz anónima anunciaba la existencia de un artefacto explosivo en el Campus Lircay y en otra sede universitaria privada. Incluso cuando se registró la primera alerta, personal del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros se constituyó en los sitios del suceso.

RASTREO TELEFÓNICO
Pero tras la segunda y tercera llamada, los detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Talca se percataron de una coincidencia: que el número de origen de la llamada era el mismo y que, además, correspondía a un teléfono celular.
Así se comenzó a realizar un chequeo en empresas telefónicas y se cruzaron los antecedentes reunidos en la investigación. Los resultados fueron inmediatos, ya que el número calzaba con el teléfono que uno de los guardias -que trabajaba en la misma sede universitaria- había inscrito a modo de contacto para emergencias.
Al respecto, el vocero de la fiscalía regional, Roberto Navarro, subrayó que “esta persona está sindicada como la autora de llamados falsos a organismos de seguridad pública. Para ello, el imputado utilizaba un teléfono celular, pero gracias a la tecnología, se logró rastrear la llamada. El cambio de chip de un teléfono a otro es irrelevante, porque igual es posible detectar el origen del contacto”.

MOTIVOS PERSONALES
A su vez, respecto a la motivación del imputado para incurrir en el grave delito, el vocero subrayó que “los antecedentes policiales determinan que la motivación es un problema de relaciones laborales en la empresa para la cual prestaba servicios”.
Roberto Navarro también explicó que la calidad de guardia de seguridad del imputado no agrava su responsabilidad penal, pero precisó que “el hecho de que él tenga una posición respecto del cuidado de la seguridad del lugar, puede impactar en la magnitud de la pena. La ley sanciona con 61 a 540 días”.
“Cuando una investigación comienza siempre se barajan todas las posibilidades. Cuando este caso comenzó se investigaron nexos con hechos ocurridos a nivel nacional, pero los antecedentes reunidos por la policía descartaron cualquier otro nexo”, indicó.

ALARMA PÚBLICA
Por su parte, el gobernador de la provincia de Talca, José Antonio Arellano, calificó la detención del sujeto como una “muy buena noticia”, agregando que “a través de una investigación de la policía, se descubrió que esta persona es funcionario de una empresa de seguridad, quien será llevado ante la justicia”.
“Lo interesante fue la rapidez y la eficacia de la PDI, ya que esto se aclaró a través de una investigación de las llamadas e información que se tenía en la empresa telefónica. No había ningún motivo político, sino razones personales, pero igual causó alarma pública”, indicó.
El detenido fue llevado ante el Juzgado de Garantía de Talca, donde la fiscalía solicitó que se le aplicaran tres medidas cautelares alternativas a la prisión preventiva: arraigo nacional, firma mensual obligatoria y prohibición de acercarse a las universidades afectadas por los hechos. A su vez, el plazo de cierre de la investigación se fijó en 60 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario