lunes, 13 de septiembre de 2010

Intendente hizo positivo balance de su gestión en medio de críticas

Rodrigo Galilea aseguró que se han dado buenos pasos para enfrentar la emergencia post terremoto y la recuperación del Maule. Sin embargo, en la oposición creen lo contrario y apuntan sus dardos al proceso de reconstrucción ha sido “lento”

TALCA.- Se acaban de cumplir seis meses desde el 11 de marzo, fecha en que Sebastián Piñera asumió como Presidente de la República. Paralelo a lo anterior, en la región llegaba al cargo de intendente, Rodrigo Galilea, proveniente del mundo privado y que asumió sus responsabilidades en una improvisada ceremonia, producto de una réplica de 6,9 grados en escala de Richter que obligó a suspender la actividad oficial.

Con las secuelas del terremoto a cuestas, Galilea empezó a conformar su gabinete y de a poco comenzó a avanzar con sus labores, de las cuales hace un positivo balance. “Han sido seis meses muy intensos, de mucho trabajo. Partimos con grandes tristezas, con muertes y personas que nunca aparecieron, con muchas necesidades”, dijo.

“Fue una primera etapa muy apremiante, pero creo que estamos cambiando de nivel. Ya estamos entregando subsidios, implementando los programas de vivienda en los centros de las ciudades y el desafío de que se normalice la actividad agrícola. Por eso veo con optimismo el futuro y si seguimos trabajando bien y con empeño, el terremoto va a ser un mal sueño que tuvimos un tiempo atrás”, reconoció.

Respecto a las críticas de la oposición, que acusa una mala gestión en cuanto a la reconstrucción, Galilea aseguró que “el país tiene leyes y procedimientos que cumplir. Había que levantar y organizar la información porque no se pueden hacer las cosas a la rápida. El país ha sufrido muchos programas, primeras piedras e inauguraciones que no llevaban a nada. Nosotros estamos llevando a cabo un proceso responsable y eficiente. Estamos a seis meses del segundo terremoto y primero más extenso en la historia de Chile y ya vemos como se comienzan a ejecutar las recuperaciones definitivas”.

CRÍTICAS

Pero las declaraciones del gobierno no fueron compartidas por los diputados concertacionistas del Maule, Jorge Tarud y Guillermo Ceroni, ambos del Partido Por la Democracia (PPD). Por tal motivo, recientemente ambos parlamentarios llegaron hasta el despacho del intendente para dar a conocer su preocupación por cómo se están aplicando medidas para las comunidades de las provincias de Linares y Cauquenes.

En dicho contexto, Ceroni señaló que se han hecho esfuerzos por parte del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), pero los calificó de “insuficientes” y pidió que se imprima mayor celeridad a la entrega de los subsidios.

“Son muchos los afectados y, obviamente, no podemos permitir que otro invierno los sorprenda en mediaguas”, manifestó Ceroni, quien agregó que el Serviu debe actuar con mayor agilidad para la aprobación de los subsidios y la entrega de las cartolas para que la gente pueda empezar la construcción de sus viviendas.

Por su parte, el diputado Tarud dijo que “estamos a seis meses del terremoto y hemos tenido una lentitud extraordinaria en lo que es reconstrucción”.

“Comprendo que el terremoto fue grande, estamos hablando de uno de los cinco terremotos más fuertes del mundo, pero también el Gobierno nos vendió en la campaña el que ellos eran muy eficientes y, claramente, estamos viendo los ciudadanos que esa situación no es así. Vemos mucho discurso, mucha cuestión de tipo mediática, pero en los hechos las cosas no pasan y no se realizan”, indicó.

VISIÓN DE LA UDI

Mientras que le senador por el Maule Norte y timonel de la UDI, Juan Antonio Coloma, salió en defensa de la gestión realizada por el oficialismo, asegurando que “el gobierno regional ha tenido que enfrentar el problema más grande de su historia. Se han abordado temas pendientes por largos años, como los hospitales, y eso es significado de autoridades empoderadas”.

“La oposición debe reflexionar y reconocer que el gobierno anterior tuvo una mala capacidad de respuesta y todos nos dimos cuenta que Chile no estaba preparado para enfrentar un terremoto”, precisó.

A modo de ejemplo, el parlamentario citó el ejemplo del terremoto que afectó a Tocopilla hace cuatro años, destacando que “apenas se ha levantado la mitad. En seis meses no hay ningún chileno que no tenga mediagua y ya están los planes de reconstrucción en pleno desarrollo, por eso, me parecen críticas pequeñas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario