martes, 14 de septiembre de 2010

Sin riesgo de lluvias se celebrarán las fiestas

La ausencia de precipitaciones la confirmaron agroclimatólogos y la Dirección Meteorológica de Chile

TALCA.- Sin riesgos de precipitaciones o mal tiempo se presentará el Maule durante el fin de semana patrio. Si bien el domingo hubo algunas amenazas en diferentes zonas de la región debido a lluvias cortas pero intensas, el fenómeno en nada tiene que ver con la presencia de algún sistema frontal, que empañe el trabajo de los fonderos o el desplazamiento de los ciudadanos a diferentes puntos costeros, cordilleranos o interregionales.

Así lo informó el agroclimatólogo de la Universidad de Talca, Patricio González, quien explicó que hasta el jueves 16 el cielo local se presentará nublado a parcial, con temperaturas extremas entre los siete y los 18 grados Celsius. Sin embargo, desde el viernes en adelante el panorama se volverá aún más promisorio y la región estará prácticamente despejada.

“No habrá riesgo de precipitaciones. Los nublados del 14 (hoy) y del 15 son solamente pasajeros, no implica ningún tipo de riesgo de lluvia. Ya del jueves hasta el 20 va a estar entre nubosidad parcial a despejado, sobre todo, el fin de semana. En términos generales no existirá ningún problema de mal tiempo”, recalcó.

A partir del jueves, adelantó González, las temperaturas serán algo frías durante las mañanas, bordeando los cinco grados Celsius. No obstante, al paso de las horas la situación tendería a mejorar llegando en las tardes a experimentar 24 grados, una situación completamente primaveral en la zona central.

Tal pronóstico lo ratificó la profesional de turno de la Dirección Meteorológica de Chile, Patricia Hernández, quien reiteró que durante los siguientes días el cielo estará nublado, pero dará paso rápidamente a jornadas despejadas y propicias para celebrar las Fiestas Patrias.

LLUVIAS

Pasado el mediodía del domingo la presencia de fuertes lluvias, granizos y truenos, sorprendió a linarenses y curicanos, que durante aproximadamente media hora experimentaron un fenómeno que dejó calles anegadas y cruces bajo nivel colapsados, por lo fuerte de las precipitaciones. Posteriormente, la jornada quedó parcialmente nublada.

Patricio González explicó que el evento se produjo a raíz de una baja térmica debido a la alta humedad proveniente desde el océano, lo que genera nubosidad local que rápidamente desencadena en lluvias. Recalcó que son situaciones completamente locales. “No son sistemas frontales, sino que solo bajas costeras e interiores. En los sectores precordilleranos se suelen originar vientos, granizos, tormenta eléctrica y lluvias que luego se disipan. Es un fenómeno típico del cambio de estación: cuando de un periodo muy frío se pasa a otro más cálido, la atmósfera comienza a readaptarse y normalmente genera esta alternancia del tiempo”, manifestó.

Explicó que estos fenómenos ocurren normalmente en septiembre y no se asocian al evento de La Niña. Subrayó que debido a las circunstancias pluviométricas que posee la región este año, es sumamente difícil que vuelvan a desarrollarse en lo que queda del mes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario