martes, 21 de septiembre de 2010

Todos felices disfrutaron de la última cueca del Bicentenario

La chicha fue el producto estrella de esta jornada la que se bebió acompañada de empanadas y anticuchos

TALCA.- A pesar que fueron varias las ocasiones en las que se pudo bailar un pie de cueca en honor al Bicentenario, la última jornada de igual forma recibió parejas motivadas con la danza nacional y así se dio paso al cierre de una jornada en que se destacó el orden y limpieza de las fondas y ramadas.

En la fonda oficial, organizada por la Agrupación de Folcloristas del Maule, a pesar que tenían ciertas dudas de los resultados que obtendrían, sacan un balance positivo puesto llegó mucha gente y con un nivel de seguridad que permitió que no hubiese ningún desmán.

“Nos fue muy bien. En esta última jornada de las celebraciones de Fiestas Patrias abrimos a pesar que sabemos que no será tanta la gente que llegue a visitarnos puesto han sido varios días de celebraciones”, explicó Cira Gonzalez, presidenta de la Agrupación de Folcloristas del Maule.

Los organizadores además comentaron que todos los productos que tenían para ofrecer a los comensales se vendieron con mucha aceptación. Calculan que aproximadamente fueron cinco mil las empanadas las que consumieron los visitantes. Para beber lo que se prefirió fue el ponche y la chicha que venía desde Curtiduría.

“El Rancho folclórico ya tiene un prestigio entre la comunidad. Las personas que llegan hasta acá saben a lo que vienen y lo hacen con gusto. Este es un espacio en que las tradiciones nacionales se destacan y para nosotros eso ya es un éxito”, agregó Cira Gonzalez.

DULCE SABOR A CHICHA

Algunos de los fonderos sacan cuentas alegres de estas celebraciones pues concluyen que todo lo invertido se recuperó. Caso diferente es el de Carla Valdebenito, propietaria de al ramada “La chula e goma”. Ella cree que el problema fue la poca difusión del nuevo espacio en que se estaban desarrollando las ramadas. Sin embargo cuenta que lo que más se consumió durante estos días fue la chicha traída desde Villa Alegre. “Esta experiencia ha sido muy sacrificada, trabajar los cuatro días y ver que este esfuerzo no fue tan bueno es desalentador”, finalizó Carla.

Pedro Jorquera de la ramada “Tres marías” comentó que este año no tuvieron ningún problema en cuanto a la seguridad del lugar. La gente se portó bien y todo estuvo en orden. “Recuperamos lo invertido así que sacamos cuentas alegres de esta actividad. ‘En las Tres Marías’ sólo se consume trago y lo que más nos pidieron fue la chicha traída de Curtiduría”.

Ricardo Herrera de la fonda “Aventura Tres”, agregó que a parte de la chicha, fue el pisco el que llenó varios vasos durante las celebraciones de Fiestas Patrias. “Hoy (ayer) a las 23:00 horas se baila la última cueca de una jornada en la que sacamos cuentas alegres. El orden que tuvimos fue un ejemplo digno de imitar para otras ocasiones. La gente le perdió el miedo a venir a estos lugares a pasar un momento de diversión porque esta bien organizado y con mucha seguridad”, agregó Herrera

Los fonderos explicaron que el alcalde colocó una cantidad importante de guardias y carabineros para que la gente vuelva a participar de las ramadas y sentirse seguros en ellas.

OTRAS OPCIONES

A parte de la chicha y el pisco, uno de los tragos que se consumió en gran cantidad durante el año del Bicentenario fue el terremoto. “Este año doblamos lo vendido. Todos querían probar su sabor y conocer cómo se hacía, pero eso no se lo diremos a nadie porque ya varios nos han copiado la receta. Es en la fonda del Colomiño un producto estrella y el que nos ha dado varias alegrías”, aseguró Jaime Miño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario