martes, 26 de octubre de 2010

15 años y un día de cárcel para autor confeso del asesinato de estudiante

Tribunal oral de Talca sanción con penas de menor envergadura a los autores de delitos cometidos contra una de las víctimas que sobrevivió a la salvaje agresión

TALCA.- Un total de 15 años y un día de cárcel deberá cumplir Elías Pavez Rivano, como autor confeso del homicidio calificado del estudiante de 15 años del Colegio San Jorge de Talca, Gabriel Espinoza, sanción a la que se suma una indemnización por 100 millones de pesos como daño moral a los padres de la víctima fatal.
Así lo anunció ayer el juez redactor de la sentencia, Alejandro Sumonte, tras seis días de presentación de testigos e intensos alegatos, realizados ante la primera sala del Tribunal Oral de Talca, integrada también por los jueces, Wilfredo Urrutia y Jeanette Valdés, los cuales dictaron fallo unánime condenatorio.
En todo caso, en la misma sentencia se absolvió a otros cuatro imputados que habían sido acusados por la fiscalía y la parte querellante como autores del crimen de Gabriel Espinoza, aunque recibieron sanciones por otros hechos ilícitos ocurridos en forma conjunta, consistentes en el homicidio calificado frustrado y las lesiones menos graves sufridas por otra víctima que sobrevivió a la salvaje agresión.

SALVAJE ATAQUE
Los hechos, cuyas pesquisas estuvieron a cargo de la fiscal con especialización en investigar delitos violentos, Paula Rojas, se registraron el 21 de junio del 2009, en una placilla de la Villa Universitaria, en el sector surponiente de Talca. Allí la víctima fatal compartía con dos amigos, cuando por dicho lugar pasaron los imputados Elías Pavez y Marcelo Rivano González, más una joven que los acompañaba, registrándose un intercambio de palabras entre ambos grupos.
Tras ello, tal como lo confesó en el juicio el propio Pavez Rivano, junto a su primo llegó a la casa a la cual se dirigían caminando, para allí invitar a otros parientes y amigos a regresar a pegarle a las víctimas, en cuyo contexto, reconoció haber tomado un cuchillo cocinero para consumar la salvaje agresión. El fallo agrega que, en ese momento, un menor que aceptó ir a pelear ocultó una segunda arma.
Al retornar a la placilla, la sentencia señala que Elías Pavez atacó mortalmente a Gabriel Espinoza, mientras Marcelo Rivano y los dos menores de edad, agredieron a un amigo de la víctima, quien alcanzó a esquivar un ataque con arma cortopunzante de uno de los adolescentes, pero igualmente recibió una golpiza por parte de Marcelo Rivano y Camilo Cerda Iturra, más un segundo menor de edad.

CRIMEN FRUSTRADO
En este sentido, el primer menor que agredió con cuchillo a una de las víctimas sobrevivientes fue sancionado con cuatro años de internación en un centro cerrado bajo vigilancia de Gendarmería, como autor del delito de homicidio calificado en grado de frustrado.
A su vez, Marcelo Rivano y Camilo Cerda, como autores de lesiones menos graves contra el mismo joven sobreviviente, recibieron una sanción de 300 días de presidio -que se dio por cumplida, ya que llevan 15 meses en prisión preventiva, al igual que Elías Pavez- y el menor de edad fue sancionado con una multa de poco más de 300 mil pesos.
En forma paralela, el mismo tribunal fijó indemnizaciones por daño moral a favor de los padres de Gabriel Espinoza, condenando a Elías Pavez a cancelar una suma de 100 millones de pesos. En tanto, para los coautores de las lesiones menos graves a la víctima sobreviviente, la indemnización que deberán pagar es de 30 millones de pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario