martes, 19 de octubre de 2010

Alcalde talquino estudia licitar borde del río Claro

Recuperar el balneario río Claro es una de las metas de la comuna y como una forma de “ordenar” el sector, Juan Castro no descarta ocupar terrenos con propuestas de interés turístico

TALCA.- La recuperación del Borde Río Claro es sin duda uno de los proyectos más ambiciosos para Talca y tiene por objetivo generar un mecanismo que permita planificar, diseñar, construir y mantener un parque urbano en el borde del afluente maulino, que sea un referente y que vaya en directo beneficio de la calidad de vida de los habitantes y un potencial atractivo turístico.
Si bien la idea no es nueva, parece tomar más fuerza en estos días tras ser uno de los objetivos del Plan Maestro para la ciudad luego del terremoto y, según explicó el alcalde de Talca, Juan Castro, es una de las iniciativas que tendrá que analizar la Corporación de Desarrollo.
Y si bien todavía no están claron los montos necesarios ni de dónde provendrán estos recursos, el edil talquino sostuvo que la situación actual de los comerciantes que están emplazados en el lugar y que no quieren pagar los tributos correspondientes, “sólo retrasan los avances de la ciudad”, no descartando licitar los terrenos “si es necesario para el ordenamiento del balneario”.
 “El valor actual se consideró muy alto ($700 el metro cuadrado) y se determinó que sea de $200, el problema es que hay personas que tiene grandes extensiones que no ocupan y no quieren pagar. Hay quienes tienen una mirada muy pequeña que quieren lucrar con todo esto. Pero como municipio necesitamos que esto se ordene y si es necesario licitar lo vamos a hacer y ahí tenga la certeza que el valor va a ser mucho más alto”, advirtió Castro.

LUGAR TURÍSTICO
Actualmente hay un estudio cuyo mandante es Bienes Nacionales y es de fijación de deslindes del cauce, con información acerca de la regulación de uso del cauce y el catastro de las zonas de riesgo, además de un estudio y diseño de las obras estructurales, que permita la recuperación y puesta en valor para la ciudadanía del borde fluvial del río.
Para este estudio, se destinaron algo más de 85 millones, cuya inversión es clave para aprovechar la amplia faja de terrenos, considerando en primera instancia 10 kilómetros por ambas riberas.
En este sentido, el alcalde manifestó la intención para que prontamente se comience a trabajar en un proyecto más definitivo. “Queremos tener una ciudad que mire el río y no como está hoy, que le da la espalda. Tenemos que analizar muy bien su diseño para ver cómo somos capaces de levantar una zona del nivel que se merece, es un inmenso patrimonio que tenemos y no podemos dejarlo botado”, dijo. Agregando que “la idea es que sea turístico porque de acuerdo a las proyecciones el que sea habitable, necesita de grandes obras e importantes inversiones, pero tiene que ser un lugar sin riesgo y eso trae mejoras que pasan por inversiones públicas y privadas”, concluyó.

POTENCIAL
El experto gastronómico, Rubén Tapia, avaló las condiciones que el sector tiene desde punto de vista turístico: “Esto tiene que ser a través de iniciativas pública-privadas, donde ambas partes cumplan con las normas respectivas, es un trabajo arduo el que hay que hacer, donde la infraestructura es clave y con un producto que cumpla los estándares de calidad, sin embargo, es completamente viable y el potencial está claro”, precisó.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario