sábado, 16 de octubre de 2010

Alza en tasa de interés es señal de buen comportamiento económico

Al respecto el economista de la UCM, Cristian Orozco, destacó que “en ese sentido los bancos centrales son precavidos y aunque sea una pequeña cuota de inflación existente, evitan que quede fuera de control.


TALCA.- En su reunión mensual de política monetaria, el Consejo del Banco Central acordó aumentar la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos base, hasta 2,75% anual. Señal que para el economista de la Universidad Católica del Maule (UCM), Cristian Orozco, es signo del buen comportamiento de la economía chilena. 
“Cuando el Imacec comienza a subir de forma sostenida como en los últimos meses, eso da a entender que la economía del país está en una franco ascenso y salida de la recesión con una clara expansión, y cuando eso ocurre es porque se ha estimulado el gasto a nivel nacional, lo que es bueno porque se requiere de mayor producción, lo que genera más empleo y mayores ingresos”, explicó.
Orozco advirtió que el problema “es cuando el gasto excede al producto y se aumentan los índices inflacionarios, situación que se ha visto en los últimos meses”, que es lo que explica el accionar del instituto emisor.
“En ese sentido los bancos centrales son precavidos y aunque sea pequeña esta cuota de inflación, evitan que quede fuera de control y generalmente comienzan a subir las tasas de interés para que se cumpla la meta inflacionaria que este año se espera no supere el tres por ciento”, dijo.
Según el informe del organismo, el Consejo “continuará reduciendo el estímulo monetario prevaleciente a un ritmo que dependerá de la evolución de las condiciones macroeconómicas internas y externas. Con ello, reitera que seguirá usando sus políticas con flexibilidad para que la inflación proyectada se ubique en 3% en el horizonte de política”.
Al respecto Orozco sostuvo que el freno puesto por el Consejo, el que había aumentado la tasa durante los meses anteriores en 50 puntos bases, se explica porque “el Gobierno de acuerdo a sus estudios técnicos, estiman que todavía hay mucha capacidad ociosa, hay mucha cesantía y mucho capital no explotado de forma eficiente, por tanto, no es necesario subir la tasa de forma tan significativa, todavía se puede controlar la inflación sin aumentar los costos”, sostuvo el economista.
Sin embargo, si el crecimiento “llega al ritmo del cinco por ciento como se prevé el próximo año, es probable que el Banco Central estime un aceleramiento más significativo de la tasa de interés”, precisó el experto.

IPC
El último IPC entregado por el INE, correspondiente a septiembre, llegó a 0,4% en línea con las expectativas del mercado, que se situaban en torno al 0,3%. La cifra incluyó algunos ajustes de precios del periodo, en los rubros de alimentos y transporte, que se contrarrestaron con otros productos e ítems, a su vez, influidos por la persistente caída del dólar.
Ante este escenario, Orozco señaló que una nueva variación positiva del IPC en el año, “genera una baja del poder adquisitivo de los ingresos de todos los trabajadores, pero que no debería tener un efecto socioeconómico negativo, porque la mayoría de los contratos estipulan reajustes salariales respecto al año anterior”, por lo que “lo que más se podría esperar es un reajuste no tan significativo lo que va a mantener constante el poder adquisitivo de las personas”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario