domingo, 17 de octubre de 2010

Carabineros ha recuperado seis mil 500 kilos de cable de cobre robado en la Región del Maule

Avaluó total se acerca a los 59 millones 729 mil pesos. Prefecto de Talca, coronel Rodolfo Carvallo, destacó las coordinaciones con las empresas eléctricas


TALCA.- Una cifra total de seis mil 500 kilos de cale de cobre han sido recuperados durante el presente año por personal de Carabineros en toda la región, según dato oficiales de la policía uniformada, con un avaluó extraoficial cercano 59 millones 729 mil pesos, a lo cual se debe sumar la captura de 556 antisociales por cometer este delito.
Así lo destacó el prefecto de Carabineros de Talca, coronel Rodolfo Carvallo, quien subrayó que si bien han bajado las denuncias y casos de robos de cables, ha aumentado el número de detenidos que fueron puestos a disposición de las fiscalías y de los tribunales, a fin de responder por sus responsabilidades en estos hechos ilícitos.
En este sentido, la autoridad policial hizo notar que el robo de cables constituye, en el caso de la Región del Maule, un delito especial que tiene características similares a los casos criminales de abigeato o robo de animales, por lo cual, destacó que Carabineros está aplicando una estrategia cuidadosamente diseñada para identificar a los ladrones y atraparlos en delito flagrante.

SIMITUDES CON EL ABIGEATO
Al establecer los puntos en común entre el robo de cables y el abigeato, el coronel Carvallo indicó que una de las principales similitudes es que ambos delitos se cometen en caminos secundarios rurales, incluyendo franjas de servidumbres de terrenos privados y predios particulares, por los cuales pasan los cables de alta tensión.
“A ello se agrega que la gente que comete estos delitos tienen un nivel de conocimiento y entrenamiento avanzados, lo cual les permite efectuar los cortes en el lugar preciso, sin sufrir electrocución. Por ello, lo primero que hicimos fue capacitarnos con expertos que trabajan directamente con la instalación de conductores eléctricos”, dijo.
En este sentido, el Prefecto de Talca subrayó que en las reuniones de coordinación con las empresas eléctricas, se generaron instancias de trabajo y coordinaciones que han permitido aumentar significativamente la cantidad de detenidos y el cable de cobre recuperado. “Tenemos una muy buena coordinación a través de teléfonos de respuesta inmediata, lo cual nos ha permitido disminuir la cantidad de hechos, obteniendo mejores resultados”, indicó.

CORTE Y ACOPIADO
El jefe policial subrayó que, entre las principales estrategias policiales, se cuenta que los carabineros lograron establecer que, por lo general, los ladrones cortan el cable, lo doblan y lo acopian, para retirarlo después de dos o tres días. Otra opción es que corten en un punto, pero roben cable en otro, a fin de confundir a los policías.
“Esto nos ha permitido mayor eficiencia en el control y la detección de estos casos. Queremos hacer un llamado de atención a la gente que se dedica a esto, por la gravedad y trascendencia, porque quienes roban estos cables pueden resultar accidentados o bien pueden causar graves daños a otras personas”, indicó.
El prefecto Carvallo hizo notar que, en los meses de marzo, abril mayo y mediados de junio, cerca del 90 por ciento del alambre que fue robado en zonas urbanas, correspondió a conductores eléctricos que estaban en el suelo, tras el terremoto y los daños en algunos postes del alumbrado público, ya sea en servicios de trenes o domiciliarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario