lunes, 25 de octubre de 2010

Curicó carga con una cruz pesada

A raíz de que el Estadio La Granja está siendo sometido a trabajos de construcción, el equipo del Maule norte debió instalarse en el Estadio de San Fernando para recibir los pleitos de la Primera B. En ese reducto, en la temporada pasada, los curicanos  perdieron la promoción ante San Luis y en el presente suman once cotejos sin poder abrazarse

Para todo equipo de fútbol jugar en condición de local es una forma de poder ejercer presión al rival de turno, ya sea por el conocimiento de la cancha o por el incesante apoyo de la hinchada.
Provincial Curicó Unido no puede decir lo mismo, porque debido a los trabajos de construcción del Estadio La Granja debió mudarse a San Fernando, teniendo en cuenta que dicho recinto cumple con los requerimientos y estándares que exige la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP). En el “Jorge Silva Valenzuela” el equipo de las tortas no lo ha pasado bien porque desde el 25 de julio no puede conseguir un triunfo y el próximo juego en ese escenario será en la segunda fecha de la ronda de revanchas del octogonal, cuando reciban a Lota Schwager.

MEMORIA
Pero eso no es todo. En la memoria colectiva de los curicanos sigue latente el 6 de diciembre de 2009, después de la derrota por 3-0 frente a San Luis de Quillota, en San Fernando, que correspondió al partido de vuelta de la liguilla de promoción. Tras ese resultado, el elenco del Maule norte solamente alcanzó a estar, por primera vez en su historia, una temporada integrando la máxima división del fútbol chileno.
La caída ante los quillotanos significó que el “Curi” perdiera la categoría y volviera a la serie B.
Además de eso, en ese duelo comenzó la maldición del reducto sanfernandino, que hasta la fecha ha sido esquivo en cuanto a resultados para la tienda albirroja.
Consultado el sempiterno goleador César Díaz respecto de esta situación, indicó que durante todo el año les ha costado jugar en esa cancha. “Terminamos descendiendo el año pasado en ese reducto y en este torneo hemos perdido muchos partidos. Ojalá nos puedan entregar luego nuestro estadio y no salir más de Curicó”, manifestó.

RACHA
Los maulinos suman 11 compromisos sin poder abrazarse en el reducto sanfernandino. Es decir, desde la quinta fecha, segunda rueda, de la fase regular del zonal norte de Primera B que no logran una victoria. En aquella ocasión vencieron por 3-0 a San Marcos de Arica, con goles de Braulio Brizuela, César Díaz y del volante Alejandro Vásquez.
De ahí en adelante ha sido un calvario jugar como dueños de casa, donde sólo consiguieron empatar por la fase zonal del ascenso frente a Unión La Calera, Copiapó y San Marcos de Arica.
En tanto, contra Deportes Puerto Montt y Concepción lograron igualdad en el minitorneo final que entrega dos boletos directo a la serie A y el mismo número de pasajes a la promoción para definir con equipos de la categoría de honor del balompié crillo.
Mientras, en el campeonato regular cayeron los torteros ante Deportes Antofagasta (en los dos compromisos que jugaron en la provincia de Colchagua), Coquimbo Unido, Municipal Iquique y en la etapa final nuevamente los antofagastinos, que son la “bestia negra”, se llevaron los puntos desde San Fernando, al igual que los iquiqueños.

MALESTAR
Durante toda la temporada no se han sentido a gusto jugando como anfitriones. De hecho, en su momento, el ex entrenador de Curicó, Luis Marcoleta, que fue desafectado por mal rendimiento, sentenció que la cancha “no ha estado en buenas condiciones, pero lo principal pasa por nuestro rendimiento individual y que conllevan a lo colectivo”.
Con la llegada de Raúl Toro se pensó que podía cambiar la suerte jugando como locatarios. Sin embargo, los resultados siguen siendo esquivos. “Hemos tenido un gran problema este año que es la condición de local, porque la perdimos totalmente. Sería diferente jugar en La Granja con 5 mil personas, ya que en San Fernando se pierde el apoyo de la gente y el repudio para los visitantes. Todo eso va de la mano cuando uno es dueño de casa”, puntualizó. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario