lunes, 25 de octubre de 2010

Fallida licitación de aseo se resolverá en Tribunal de Contratación Pública


La empresa Mario Mancilla Oyarzun contó con la mejor calificación técnica y económica en el proceso de licitación de recolección y traslado de basura

TALCA.- Tras la fallida adjudicación en el contrato de licitación de recolección de residuos domiciliarios en la capital regional, en el Tribunal de Contratación Pública se está zanjando el problema entre el municipio y la empresa que manifiesta sentirse perjudicada, Mario Mancilla Oyarzun, que plantea que el Concejo Municipal no actuó bien en cuanto a su decisión de dejar desierto el contrato, a pesar de que la firma reunía los mejores puntajes en el proceso de selección.
El abogado del Departamento Jurídico del municipio, Omar Elgueta, indicó que el tribunal otorgó un plazo para informar el problema. Este proceso estaría finiquitado al igual que la formulación del incidente, y se está a la espera de que los magistrados resuelvan en Santiago. Si el resultado fuera contrario a la administración comunal, adelantó que acudirán a la Corte de Apelaciones a continuar el proceso.
“En el momento que dijo (Mario Mancilla) tomar conocimiento de la licitación, no estamos de acuerdo. Dice que supo por Diario El Centro, pero nosotros decimos que no es así, sino que fue en la sesión del Concejo Municipal que se llevó a efecto”, explicó.
En cuanto a los plazos, el abogado no quiso formular una fecha específica en la que se resolverá el conflicto, sin embargo, planteó que están en permanente contacto con el tribunal para conocer los avances en el trámite jurídico. Podrían tomarse 30 ó 60 días, de acuerdo al fondo del problema y las presentaciones que se realicen. “Con los antecedentes que presentamos creemos que todo está en regla. Nuestra interpretación jurídica es clara y el tribunal debiera acoger nuestra tesis”, agregó.

EMPRESA
El dueño de la firma de aseo, Mario Mancilla, está confiado en que el Tribunal de Contratación Pública le dará la razón, no obstante, señaló estar calmado y a la espera de que el organismo entregue su veredicto. Planteó que aún queda un periodo, llamado “recibir la causa a prueba”, el que aún no se inicia y que se constituiría en una etapa muy importante en el proceso.
“Espero que esto resulte a mi favor al igual como en Punta Arenas (donde también tuvo una disputa con el municipio). Las argumentaciones que se dieron en su oportunidad son similares a lo que sucedió en Talca. Estamos a la espera de que las cosas se resuelvan a través del derecho como corresponde”, manifestó.
En el periodo de recibir la causa a prueba, explicó, durante 10 días las partes pueden presentar nuevos antecedentes y, además, llevar testigos presenciales con la finalidad de argumentar lo más posible la posición que se tiene. Terminado dicho plazo el tribunal está capacitado para dictar sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario