jueves, 7 de octubre de 2010

Fiscalía y Defensoría valoran que ahora se programen juicios con 4 meses de retraso

Tribunal de Talca logró reducir sustantivamente tiempos, pasando de 16 a cuatro meses, cercano al plazo judicial. Presidente de la Corte destacó plan de contingencia coordinado con distintos actores de la reforma procesal penal

TALCA.- Reacciones ampliamente positivas se registraron ayer por parte de las instituciones que lideran la reforma procesal penal y de autoridades del sector justicia, tras el anuncio oficial de que el Tribunal Oral de Talca había logrado reducir de 16 a cuatro meses la demora en programar juicios, situación que había provocado incluso que los tribunales superiores comenzaran a liberar imputados en prisión.
Las medidas correctivas a nivel regional, coordinadas por la Corte de Apelaciones, se tradujeron en la aplicación de un plan de contingencia, tras el receso de marzo a consecuencia del terremoto. A la fecha, es decir, en un período de tiempo de seis meses, se han realizado 259 juicios, una cifra muy superior a los 96 del año pasado, con un incremento de causas terminadas del 170 por ciento.
Pero lo más destacado, sin duda es que las causas que sean ingresadas durante el presente mes de octubre, se programarán para febrero del 2011, es decir, con apenas cuatro meses de demora, aunque ello igualmente significa que es el doble que el plazo de 60 días que fija el Código Procesal Penal, pero mucho menos que los 16 meses de retraso vigentes hasta inicios de año. En caso contrario, a la fecha se estarían programando audiencias para el año 2012.

“ESFUERZO NOTABLE”
Al respecto, el vocero de la fiscalía regional, Roberto Navarro, afirmó que “la fiscalía valora el esfuerzo notable que está haciendo el poder judicial por reducir los tiempos de espera en los juicios orales, porque ello va en beneficio tanto de las víctimas de los delitos, como de las expectativas de justicia de toda la comunidad maulina”.
“Es muy valorable que esto haya ocurrido. Esta situación fue planteada por la fiscalía -desde la cuenta pública del año 2008- como una debilidad de la justicia en la región, porque el retraso causa problemas para nuestra gestión, ya que mientras más tiempo pasa, más se deteriora la prueba a presentar en los juicios”, indicó.
El vocero subrayó que, en términos generales, ello beneficiará a toda la ciudadanía. “La comunidad no podía ver manifestada la mayor expresión de justicia, que es un juicio oral, en un plazo razonable. La fiscalía pretende ocupar racionalmente todos los recursos disponibles en el sistema de justicia. Ello significa que si es posible resolver casos en juicio abreviado o suspensión condicional, ello evita que vayan a juicio oral. Nuestro esfuerzo pasa por un uso eficiente de estos recursos, dentro de los márgenes legales”, indicó.

“ESTAMOS MUY CONTENTOS”
Por su parte, el Defensor Regional (s), Joaquín García, recordó que su institución fue la primera en poner la voz de alarma frente al elevado retraso en programar juicios en el Tribunal Oral de Talca, a través de recursos de amparo a favor de imputados presos que tenía que esperar hasta más de un año, subrayando que dichas acciones legales fueron acogidas por los tribunales superiores.
“La garantía de ser juzgado en un tiempo breve y oportuno favorece a los imputados, de tal manera que somos los más interesados que se haga efectiva. Entendíamos que, en su momento, hubo problemas de recursos que aún siguen vigentes, pero estamos muy contentos con los resultados de las medidas conjuntas que se adoptaron, para lo cual hemos prestado toda nuestra colaboración”, indicó.
Joaquín García subrayó que la Defensoría estima que “un factor muy importante es que se haya reducido el ingreso de causas, lo cual significa que se están resolviendo las denuncias en las sedes judiciales que corresponden, y no en juicios orales”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario