miércoles, 6 de octubre de 2010

Grupo Saieh trabaja en reconstrucción de Hospicio


El compromiso del empresario talquino de colaborar en la restauración de la ciudad se materializa en los estudios sobre nuevas instalaciones para el hogar de ancianos, además de contribuir en aspectos comerciales y educativos

TALCA.- El empresario talquino Álvaro Saieh, dueño del grupo Corp y del consorcio periodístico Copesa, destacó en su última visita a la capital regional su interés por participar en el proceso de reconstrucción, anunciando un plan de trabajo que significa la remodelación del Hospicio de Talca, además de contribuir al desarrollo comercial y potenciar la infraestructura de su colegio, el Liceo Abate Molina. Luego de algunas semanas, se anunció una alianza de trabajo para iniciar obras sobre el hogar de ancianos, dañado con el terremoto de febrero.
El gerente de Asuntos Corporativos del grupo Saieh, Marcelo Forni, indicó que el proyecto contempla una inversión de tres millones de dólares, destinados a levantar la nueva infraestructura en el mismo terreno de la tradicional edificación, que deberá ser demolida. Forni destacó que “esto significa la etapa de infraestructura y equipamiento, dejando un costo de funcionamiento que no está cubierto. La intención nuestra es entregar el espacio a Fundación Las Rosas y que ellos comiencen la administración, en ello el aporte talquino es primordial para que el hospicio pueda autofinanciarse. Queremos dejar el hogar operativo y trabajar con instituciones de confianza que sabrán continuar la labor”.

TRABAJO EN EQUIPO
El directivo destacó la planificación iniciada en terreno, señalando que “hemos tenido reuniones con el ministerio de Salud, Intendencia y Fundación Las Rosas, que es la entidad que decidimos debe hacerse cargo del proyecto. Dentro de los objetivos de nuestro grupo está el destacar la calidad humana que recibirán los abuelitos, más allá de la infraestructura que se construye, por ello una fundación es idónea para sumar el aporte de la comunidad que puede adherirse y colaborar en la mantención del centro”.
Si bien no existen plazos definidos, la intención del empresario es terminar esto en un plazo no mayor a dos años, subrayando que “tenemos máxima urgencia por comenzar lo antes posible. El acuerdo que tenemos con la fundación nos permite acelerar el proyecto gracias a la experticia de ellos en la construcción de hogares para el adulto mayor, ellos cuentan con diseños que pueden adaptarse al territorio que será edificado en Talca. Esperamos que todo salga dentro del menor plazo, estamos a la espera de las aprobaciones del ministerio para decidir cuando se inician las obras”.

NUEVAS OBRAS
Respecto al valor arquitectónico que mantiene la vieja casona de avenida Carlos Schorr, Marcelo Forni descartó una restauración, argumentando que “el inmueble es irrecuperable, por lo que su demolición es parte de las fases iniciales que demandará mayor tiempo. Si bien se pierde una arquitectura conocida, lo importante es la posibilidad de construir un centro que cuente con las mejores comodidades para un adulto mayor, entregar las condiciones óptimas para su atención y eso requiere una renovación del espacio”.

LICEO ABATE MOLINA
El gerente se refirió además a las intenciones de Álvaro Saieh por trabajar en la infraestructura del Liceo Abate Molina, situación que ha sido postergada a la espera de mayores detalles sobre el proyecto del Hospicio. A su juicio, “privilegiando la atención adecuada a cada proyecto, entendemos que el Liceo Abate Molina cuenta con otros proyectos, finalmente nosotros realizaremos un plan de trabajo mucho menos ambicioso de lo que esperábamos, preocupados por sumar infraestructura destinada a desarrollo artístico y cultural de los estudiantes. Conversando con el alcalde hemos trabajado en el hospicio y estudiamos la posibilidad de mejorar el teatro (del liceo), dejarlo operativo y sumar dos aulas destinadas al desarrollo de actividades artísticas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario