lunes, 11 de octubre de 2010

Incautan 50 toneladas de falsa miel destinada a exportación

La Fiscalía investiga una doble infracción tras la posible utilización de componentes tóxicos en la elaboración del producto, además de la violación de sellos que certificaban la inutilización del producto para consumo humano.

TALCA.- Barriles con 50 toneladas de miel fueron incautados por personal de la Brigada de Delitos Ambientales de la PDI, quienes en un operativo conjunto con el Servicio Agrícola y Ganadero del Maule llegaron hasta un predio ubicado en Melozal, comuna de San Javier, donde se producía y almacenaba un falso alimento que era vendido como miel natural para exportación.
Inicialmente, el Servicio Agrícola y Ganadero había realizado una inspección al predio, clausurando e incautando algunos barriles con el material, quedando miel en poder de los agricultores quienes posteriormente violaron los sellos de la fiscalización para continuar con la actividad comercial, formando una relación comercial con empresas de Chillán que estaban próximas a exportar el producto, situación verificada por el SAG de esta zona e informando de lo sucedido. Ante ello, el Fiscal Jaime Cáceres, Jefe de la Fiscalía de San Javier, procedió a investigar el caso con la incautación de los barriles con miel.

DAÑOS A CONSUMIDORES
El fiscal Jaime Cáceres informó que “se detectó un gran número de barriles que contenían miel de elaboración artificial, lo que pudiera causar daños a la salud para quien consuma estos productos que contienen dosis no reguladas de materiales químicos. En una primera ordenanza, se dispuso la incautación de este material, pero los dueños de la empresa quedaron con material en su poder, procediendo a romper los sellos de clandestinidad para seguir comercializando”.
La autoridad judicial enfatizó sobre el doble delito que presenta este caso, señalando que los imputados serán formalizados una vez que las investigaciones clarifiquen los químicos que fueron empleados en la falsificación del alimento, simulando con ello una miel orgánica y natural. 
Cáceres señala que “durante el transcurso de esta semana se verificó que en Chillán existía una empresa que estaba comercializando este material, situación que fue investigada pudiendo relacionar con este antecedente. Teníamos constancias de violación del sello de clandestinidad, los que fueron vulnerados para seguir trabajando, por lo que se sumará a los delitos contra la salud pública que sean determinados una vez que se clarifiquen los materiales tóxicos presentes en la elaboración de este elemento”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario