viernes, 15 de octubre de 2010

Ladrones armados desvalijaron fundo y encañonaron a sobrino de ministra Parot

Peligrosos delincuentes huyen con un botín avaluado en 20 millones, incluyendo un tractor, un furgón, dinero en efectivo y documentos bancarios

VILLA ALEGRE.- “Uno de los asaltantes, que tenía todo el rostro cubierto y nunca hablaba, me escribió en un papel: ‘no te vamos a matar porque le das pega a la gente. Nos vamos a llevar un tractor y un caballo’. Incluso los otros le decían que no jugara con la pistola, que se le podía salir una bala y que ya se había mandado otros errores”.
Aún tembloroso y sin dormir desde la noche de ayer, el joven administrador del fundo Santa Marta, Luis Parot, quien es sobrino de la actual ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, describió con estas palabras las seis horas de terror que pasó encañonado por tres peligrosos delincuentes armados que asaltaron la propiedad, ubicada en la comuna de Villa Alegre, provincia de Linares.
Por encargo de los dueños de la propiedad, que forman la sociedad Inversiones Seminario, el abogado talquino, Ricardo Baltierra, viajó hasta dicho lugar para entrevistarse con el administrador, anunciando que la próxima semana presentará una querella ante el Juzgado de Garantía de San Javier, a fin de que se identifique y sancione drásticamente a los culpables, quien ordenó diligencias a la Policía De Investigaciones (PDI).

ARMA EN LA CARA
Ante el abogado Baltierra, Luis Parot recordó los graves hechos que afectaron a un total de cinco personas, contando entre ellas a un agrónomo francés, así como al cuidador del fundo y su familia, incluyendo a su hija de apenas seis años. Todos ellos fueron amenazados de muerte por los asaltantes encapuchados y con las manos enguantadas. .
Luis Parot recordó que los hechos se iniciaron a las 22.45 horas del martes, cuando se encontraba acostado en su pieza, en una de las tres casas cercanas al acceso principal al fundo. Afirmó que en ese momento miraba televisión, cuando sintió un fuerte golpe en la puerta y, en escasos segundos, se vio encañonado en plena cara por un individuo que se tapaba el rostro con una pañoleta.
Precisó que tenía el revólver tan cerca de su rostro que incluso podía observar la bala al fondo del cañón. Por ello, no logró repeler el ataque, siendo de inmediato puesto boca abajo, mientras a su pieza ingresaron los otros dos ladrones, uno de los cuales le llamó la atención porque tenía todo el rostro oculto bajo un gorro pasamontañas, dejando ver sólo sus ojos, a lo cual se agrega que dicho sujeto no hablaba, sino que se comunicaba con los otros antisociales escribiendo en un cuaderno.

AMARRADOS CON ALAMBRES
Luis Parot recordó que, en ese momento, el antisocial que no hablaba le escribió en un papel que no lo iban a matar, sino que se robarían un tractor y un caballo. Agregó que luego lo llevaron hasta la segunda casa, donde los antisociales rompieron la puerta y redujeron al agrónomo francés, Nicolás Arnoud. Con posterioridad, los delincuentes trasladaron a sus dos primeras víctimas hasta la primera casa, donde vive el cuidador del fundo, junto a su esposa y una hija de seis años.
Allí Luis Parot fue obligado a llamar al cuidador, quien cuando abrió la puerta fue encañonado en el pecho. Los ladrones después amarraron las manos de los hombres con alambres y los pies con cordones de zapatos, además de la madre y su  hija. “En ese momento los vi que llamaban por teléfono y sentimos el ruido de un camión que ingresaba al predio. Después dijeron que alguien se quedarían cuidado por una hora y que no nos moviéramos”, indicó.
Pero la niña fue la primera en soltarse, para luego ayudar a su madre, dando paso a que llamaran a los carabineros, con quienes revisaron las cuatro casas del fundo. Así Luis Parot dijo que certificaron el robo de dinero en efectivo, además de numerosos talonarios de cheques, más un tractor que fue subido a un camión y la sustracción de un furgón de color blanco, todo avaluado en una suma cercana a los 20 millones de pesos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario