sábado, 16 de octubre de 2010

Minero talquino ya está de alta y disfrutando a su familia

Contacto con el círculo íntimo de José Samuel Henríquez desde Copiapó permitió conocer su estado de salud y de ánimo. Hoy volverá al lugar donde estuvo atrapado por más de dos meses para conocer el campamento Esperanza


TALCA.- En toda una odisea se convirtió en la jornada de ayer la salida del minero José Samuel Henríquez desde el Hospital Regional de Copiapó, luego que el equipo médico decidiera el alta del talquino junto con otros 27 de sus compañeros con los que sufrió, compartió y sobrevivió al derrumbe en la mina San José, que los mantuvo a 700 metros de profundidad por más de dos meses.
El alta médica para José Henríquez se produjo pasadas las 15.00 horas, pero no fue hasta alrededor de las 19.00 que finalmente y gracias al ingreso de una camioneta al recinto asistencial, el minero talquino pudo abandonar el hospital junto a su esposa, sus dos hijas y un cuñado, eludiendo a la prensa nacional e internacional que se encuentra apostada en las fueras del edificio para conocer las historias de vida de estos 33 mineros cuyo rescate resultó todo un éxito.
Ya más tranquilo y en un sector alejado unos 10 kilómetros de Copiapó, José Samuel Henríquez pudo finalmente disfrutar en la intimidad el que seguramente fue el momento más esperado por este minero desde ese fatal 5 de agosto, cuando una roca se interpuso entre él y su familia, manteniéndolos alejados por más de dos meses, algo que los familiares más cercanos de la familia Henríquez Berríos, dicen, nunca había ocurrido.
Por eso, el momento quisieron guardarlo celosamente, ese que finalmente le permitió al padre, a la madre y a las hijas fundirse en cariños, y disfrutar del que será, seguramente, el momento más especial de sus vidas.
El cuñado de José Henríquez, Juan Berríos -quien se encuentra en Copiapó con la familia-, relató que el minero se encuentra en perfectas condiciones, de muy buen ánimo y tranquilo. Dijo que han conversado de la familia, de quienes lo están esperando en Talca y, que a ratos, Henríquez cuenta episodios de la tragedia que vivieron y pasajes de la vida cotidiana que debió enfrentar a 700 metros de profundidad.
“Nos ha relatado lo que vivió en la mina, pero con mucho cuidado, desde el derrumbe hasta el rescate. Pero está muy bien, tanto así que quiere volverse de inmediato”, dijo el familiar en conversación con Diario El Centro.

REGRESO
Pero el regreso a Talca no se producirá antes del miércoles de la próxima semana, debido a varios compromisos de diversa índole, que mantendrá a José Henríquez en la zona de Copiapó.
En lo inmediato, en la jornada de hoy el minero y su familia se dirigirán hasta la mina San José para que Henríquez pueda conocer el campamento Esperanza, esa ciudadela que se formó en torno a esta sufrida historia de los 33 trabajadores. Por la tarde, el minero aun tiene que realizarse algunos exámenes médicos en la Asociación Chilena de Seguridad. Algo rutinario, dice su cuñado.
Luego, el martes, asistirá a la gala que ofrecerá el conocido empresario Leonardo Farkas en honor a los mineros, teniendo intenciones de volver a la mina y al campamento, esta vez con sus 33 compañeros de odisea.
Según la familia de Henríquez, recién el miércoles 20 se produciría el regreso de la familia entera desde Copiapó a Santiago vía aérea y luego por tierra hasta Talca.

RECIBIMIENTO
Las actividades de recibimiento parten por la familia, que durante la jornada de ayer creció considerablemente con la llegada de nuevos integrantes desde Santiago, lo que seguirá ocurriendo hoy y mañana, todo para esperar a José Henríquez. “Estamos pensando en armar una caravana de autos y esperarlo en Panguilemo”, dijo su cuñada Marisol Berríos.
En el barrio también se están organizando, incluso con una petición a la municipalidad para cerrar la calle 9 y media Sur y realizar un acto de recibimiento para el minero.
Sobre ello, el mismo alcalde Juan Castro, confirmó que todos los permisos que se soliciten para cualquier actividad en torno al minero serán aprobados, de manera que este verdadero hito pueda celebrarse como corresponde. Al mismo tiempo, el edil confirmó que una vez que José Henríquez llegue a Talca se realizará una misa y luego una actividad en la plaza Cienfuegos, acto al que también se adherirá el Gobierno, de acuerdo a lo señalado por el intendente Rodrigo Galilea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario