lunes, 25 de octubre de 2010

Municipio compromete una mayor fiscalización a Feria de las Pulgas


Dirigentes de la Felicur esperan que la cuestionada feria se regularice

CURICÓ.- A raíz de una solicitud expresada en el Concejo Municipal por representantes de la Feria Libre de Curicó (Felicur), la popular “Feria de las Pulgas” de la población Prosperidad -ubicada en el sector sur poniente de la ciudad- será sometida a una mayor fiscalización por parte de diversos organismos públicos. Así lo señaló el alcalde Hugo Rey, quien agregó que la medida de tipo paliativo busca restablecer la esencia por la cual surgió la actividad de forma espontánea. “El Concejo Municipal ha solidarizado con los integrantes de Felicur y también con los propios vecinos del sector y está solicitando a una mayor fiscalización a Carabineros, en conjunto con los inspectores municipales, con representantes de Servicio de Impuestos Internos e Higiene Ambiental, para que realicen un operativo y así controlar el comercio que allí se está gestando”, dijo. El edil indicó que si bien en el sector ha existido un control, “este no ha sido del todo exhaustivo, no ha sido con la fuerza y la vehemencia que se necesita”.
Rey solicitó además el compromiso de los mismos integrantes de la Felicur, para que no se instalen en la cuestionada feria. “Todos sabemos que la Feria de las Pulgas está destinada a la venta de artículos o elementos que los habitantes del sector o de otros puntos de la ciudad tenían en sus casas y que debían vender por necesidad, y así generar algún recurso adicional, no está destinado para el comercio de productos nuevos ni de alimentos”, subrayó.

QUIEBRE DE ACUERDO
La molestia expresada por los integrantes de la Felicur nace de un acuerdo adquirido con el municipio en el año 2001 que estableció el retiro definitivo de los feriantes de las calles O’Higgins, Sargento Aldea y Vidal para trasladarse a los terrenos en los que actualmente está emplazada la Felicur, siempre y cuando no se autorizaran otras ferias en la vía publica en Curicó. Por lo mismo, tras la reunión que tuvieron durante la semana autoridades comunales y miembros de los gremios de la Felicur, los feriantes están a la espera de acciones más concretas, que permitan asegurar el real sentido de la iniciativa. Así lo indicó el relacionador público de la Felicur, Rafael Fernández. “Nosotros simplemente estamos pidiendo que se respete la ley. El alcalde reconoció que la Feria de las Pulgas se les escapó de las manos. Nosotros estamos dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias, si es necesario estamos dispuestos a dejar nuestros locales y volver a la calle. Simplemente queremos que se reconozcan nuestros derechos. No estamos en contra de la feria en sí, estamos en contra de que allí se vendan productos como frutas, verduras, pescados o mariscos, porque eso implica una competencia desleal, no solo contra nosotros, sino que también con otras ferias legalmente establecidas de la ciudad”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario