sábado, 23 de octubre de 2010

Municipio de Talca adopta medidas para mejorar retiro de basura

Ubicar los residuos en contenedores, catastrar los sitios eriazos y replicar plan de limpieza ciudadana, son las iniciativas a concretar antes de fin de año


TALCA.- Con el objetivo de mejorar la gestión de limpieza en la capital regional, el municipio adoptará tres líneas de acción en estos últimos meses del año para enfrentar de manera óptima el problema: contenedores, catastro de sitios eriazos y por segundo año consecutivo “Talca limpia a Talca”. Ello, tras las quejas surgidas sobre la triste situación de suciedad que viven las principales avenidas.
El jefe del Departamento de Aseo, Ornato y Medio Ambiente del municipio, Juan Andrés Morales, informó que a partir del 2 de noviembre se exigirá a todos aquellos locales con patente comercial, que ocupen contenedores para botar los desechos y así no queden en la calle y sean esparcidos por los perros. La iniciativa partió luego de una campaña realizada por la administración comunal entre los meses de agosto y septiembre para la utilización de dichos elementos.
También, el municipio pretende a partir de noviembre cuantificar los sitios eriazos con escombros y basura que hay en el centro de la capital maulina, con el objetivo de exigir a los dueños el cierre y la limpieza de los espacios. “El problema es que son terrenos particulares y como municipalidad no podemos llegar y meternos a limpiar un sitio que no es nuestro. Hay que notificarlos y, si no hay respuesta, nosotros lo hacemos y pasamos el cobro de acuerdo a una tarifa estipulada por metro cúbico de acuerdo a una ordenanza de retiro de escombros”, aclaró.
Finalmente, a principio de diciembre se replicará “Talca limpia a Talca”, donde la ciudadanía organizada colabora en las tareas de aseo de la comuna.

CULTURA
El jefe de gabinete de la administración comunal, Juan Carlos Pérez, indicó que la gestión de desechos en la ciudad está absolutamente gestionada por el departamento de aseo, el que supervisa tanto a la empresa de barrido de calles (CTS) como de recolección de residuos domiciliarios (Aromo). Aseguró que Talca en general no está sucia sino que a ciertas horas del día –y debido a la cantidad de personas que circulan por las calles centrales- se acumulan los desperdicios donde una buena porción de la responsabilidad es de los mismos vecinos.
“Hay un problema cultural. Existe una frase conocida que dice que la casa más limpia no es la que más se barre, sino la que menos se ensucia, todos tenemos que poner de nuestra parte para colaborar con el aseo. No es simplemente echarle la culpa al otro de por qué no limpia, la basura no es mágica, no cayó sola ni se levanta sola”, aclaró.
En cuanto a los sitios eriazos que proliferaron en la urbe producto del terremoto y que se han convertido en microbasurales, Pérez indicó que esos espacios son privados y, levantar los desechos, tienen un costo que no puede ser asumido por el municipio. Recalcó que aunque hubiese el triple de los servicios de aseo de hoy, igual existirían problemas si la gente no tiene la cultura suficiente para evitar lanzar los residuos al suelo.

GESTIÓN
El arquitecto, experto en urbanismo y docente de la Universidad de Talca, Andrés Maragaño, puntualizó que la gestión en el aseo podría ser mejor y es un tema que involucra a toda la ciudad, ya que es un tema de cultura urbana importante para los residentes y los visitantes.
Sin embargo, destacó que es necesario no mezclar bajo un mismo esquema los residuos de los locales comerciales con los domiciliarios, ya que poseen características diferentes. Por lo tanto, debe observarse cómo la capital regional se prepara y genera una cultura de basura. “Hay municipios que hacen un uso o trabajo respecto a la limpieza de la ciudad y urbanidad, y además, eso repercute en otros temas como educación y sociabilidad. La basura como elemento transversal permite organizar varias cosas, por ejemplo, la imagen de la ciudad”, explicó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario