domingo, 24 de octubre de 2010

Nuevos comerciantes llegan al centro talquino

Emplazados en la 1 Sur, entre 11 y 9 Oriente, en pleno corazón de Talca, estos negociantes, junto a sus importadoras ofrecen una amplia diversidad de productos


TALCA.- Llevan poco tiempo en Chile y la llegada a Talca se vio marcada por el atractivo que representaba una ciudad donde un número importante del comercio estaba literalmente en el suelo producto del terremoto. 
En su mayoría provienen de China y están marcados por una desconfianza que sólo se explica por ser extranjeros en tierras desconocidas y con un idioma completamente distinto. De hecho, hablan muy poco español y no les gusta conversar con la prensa. Algunos son gentiles y otros bastantes parcos, pero tienen en común ser los nuevos comerciantes del comercio talquino.
Emplazados en la 1 Sur entre 11 y 9 Oriente, en pleno corazón del centro de Talca, estos emprendedores ofrecen una diversificación de productos que van desde el té chino hasta un amplio surtido de artículos. Los precios son bastante convenientes y la calidad es la misma que la que se encuentra en otros locales. Bajo este escenario, lo único claro es que con esta nueva competencia el beneficiado es el consumidor.

BUENO, BONITO Y BARATO
Chinta Yu es un joven empresario chino, dueño de “Hua Sheng importadora y exportadora”, y en un amplio local abierto sólo hace 15 días, tiene a la venta productos tan variados como telas, textiles, juguetes y artículos de menaje.
“Llevo cinco meses en Chile y me vine para Talca, la ciudad es muy bonita, lo más lindo de Chile y hay mucha gente que compra”, respondió.
Yanen Li, llegó a principios de febrero y se instaló con “Comercial Zeta Ltda.”, luego del terremoto vio que era una buena oportunidad para ampliar sus locales.
“Antes de llegar a una ciudad siempre me guió por la cantidad de potenciales clientes que pueda encontrar, pero también vi que faltaba una importadora mayorista y me instalé con otro local, lo bueno es que al detalle vendemos a precios al por mayor”, explicó.

GUERRA DE PRECIOS
Luis Retamal es comerciante talquino y dueño de “Importadora Korea Than”, por años fue el único empresario que vendía productos de origen asiático. No ve con buenos ojos la llegada de los chinos, pero reconoce que la competencia siempre es buena. “Es contraproducente para el comercio talquino porque llegan con precios caros y la gente piensa que por ser chinos venden más barato y la calidad del producto chino no es muy buena. Aún así, la competencia es positiva porque hace que trabajemos más y también ayudan a reactivar el comercio”.
El presidente de la Cámara de Comercio de Talca, Fernando Jiménez, en cambio, sostuvo que “la competencia cuando es bajo las mismas reglas, es buena”. Además, agregó, "ayuda para que el comercio local se modernice”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario