miércoles, 20 de octubre de 2010

Por segunda vez se aplazan alegatos en Caso Rangers

Tras no constituirse la tercera sala, en la segunda -donde se traspasó la causa- uno de los ministros estaba inhabilitado y otro declaró una posible causal de recusación

Por segunda vez, tras un primer aplazamiento que se debió al cumplimiento de un plazo legal de cinco días, nuevamente se suspendieron ayer los alegatos programados en la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Talca, donde se deberá adoptar una decisión clave en el proceso judicial de quiebra del club de deportes Rangers.
Se trata de la revisión de un dictamen del juez del Tercer Juzgado de Letras de Talca, Álvaro Saavedra, quien dejó sin efecto la adjudicación del club a la sociedad Piduco SADP, luego que los abogados argentinos de dicha entidad, Ricardo y Sebastián Pini, ganaran el remate de la institución deportiva con una oferta de 550 millones.
Pero el juez estimó que habían irregularidades en la boleta de depósito por 480 millones realizado personalmente por Ricardo Pini en una sucursal en Santiago del BancoEstado. La resolución fue apelada ante la Corte de Talca tanto por los representantes legales de Piduco, como también del actual síndico, Leonel Stone, y por un grupo de ex trabajadores del club.

CAUSAL DE RECUSACIÓN
Así tras el ingreso de las tres apelaciones a la secretaría civil de la Corte a principios de mes, se descubrió que no se había respetado un plazo legal de cinco días antes de anunciar los alegatos. Tras el cumplimiento, los alegatos fueron anunciados para ayer en la tercera sala.
Así llegaron a primera hora los tres apelantes, pero como no se constituyó la tercera sala por falta de ministros, se trasladó la causa “agregada” a la segunda sala. Dicho tribunal de alzada estaba integrada por el ministro, Hernán González, sobre quien pesaba una inhabilidad desde que comenzó la quiebra del club.
A ello se agregó una constancia de posible recusación por implicancia realizada por el propio ministro, Víctor Stenger, al revelar que realiza clases de derecho en una universidad privada donde también trabaja uno de los litigantes. Así únicamente quedó validado el abogado integrante, Roberto Salazar, por lo cual, la relatora de la segunda sala, Paula Luengo, debió anunciar que la causa fue declarada “sin tribunal”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario