miércoles, 13 de octubre de 2010

Salesianos aseguró que iglesia no presenta riesgos

El tránsito peatonal y vehicular fue normalizado en 2 Sur. No habría peligro de caída de material por alguna réplica del terremoto de febrero

TALCA.- Con todos los riesgos externos eliminados quedó el Santuario de María Auxiliadora, templo severamente dañado por el terremoto, en la calle 2 Sur. Los trabajos en ambos costados de la estructura culminaron, por lo que el libre tránsito tanto de peatones como conductores se reanudó normalmente.
Así lo aseguró el encargado de reconstrucción de la iglesia salesiana, Rubén Valencia, quien indicó que se operó en forma rápida y con muy buenos resultados. Informó que ahora la empresa contratista está con sus operarios al interior del recinto, con la finalidad de quitar los elementos peligrosos que pudieran dañar aún más el templo. Esta labor duraría aproximadamente dos semanas.
“Está asociado a un tema de reconstrucción posterior que trata de sacar lo menos posible. Es un trabajo mucho más delicado y, por ende, más lento. La idea final es echar abajo lo menos posible con la idea de que quede fácil solucionar después, y no tengamos grandes problemas al recuperar la iglesia”, precisó.
Con las faenas externas, subrayó, no habría ningún tipo de peligro para quienes transiten por el lugar, así que llamó a la tranquilidad. “De acuerdo a los informes técnicos que se emitieron no hay ningún riesgo adicional. Si hubiese alguna réplica de consideraciones, no habría problemas”, agregó.

RECONSTRUCCIÓN
El director de la Comisión Diocesana de Reconstrucción, padre Felipe Egaña, planteó que ya se eliminaron los riesgos urgentes de las iglesias, pero éstas aún siguen dañadas y sin ningún arreglo. Alertó que no solo estas construcciones revisten un peligro para la ciudad, sino que otras también, por ejemplo, el edificio de la Intendencia.
“Ahora estamos en el tema de la reconstrucción armando proyectos. Es un trabajo muy lento y no vistoso… Estamos a full, la semana pasada estuvimos en Valparaíso en un seminario nacional sobre conservación y restauración, el trabajo no ha parado”, recalcó.
El sacerdote reiteró que las urgencias están medianamente controladas. El problema estaría ahora en conseguir fondos para levantar nuevamente los templos o restaurarlos. Para ello, adelantó, se busca conseguir fondos estatales y privados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario