martes, 19 de octubre de 2010

Sequía afecta al secano maulino


Norias sin agua, falta de forraje para los animales y escasez del recurso hídrico sufren los habitantes. Comunas enfrentan la situación con recursos escasos

TALCA.- Mil 200 a mil 300 personas de 25 localidades de la comuna de San Javier, mayoritariamente del secano, están recibiendo agua por contenedores y camiones aljibes, ello por el déficit hídrico que vive la zona esta temporada y que ya las autoridades locales catalogan como una sequía. La situación es insostenible, dicen, ya que para fin de año se espera que la cifra de afectados llegue a los cinco mil.
Así lo alertó el alcalde Pedro Fernández, quien subrayó que este tema se está transformando en una verdadera emergencia a la que las autoridades regionales y nacionales no han puesto atención. Es más, indicó que han solicitado en seis ocasiones a la dirección regional de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) tomar cartas en el asunto a través de oficios Alfa –formalmente usados para estos casos- y donde aún no han tenido resultados.
“Como municipio se nos genera un costo que no somos capaces de responder… Estamos llamando la atención de las autoridades con los documentos como corresponde, queremos que realmente se preocupen de esta emergencia que de acá a más tardar fines de octubre o principios de noviembre, la tendremos un poco arrancada de las manos”, profundizó.
Así también, la situación ataca en forma pareja a la agricultura y la mantención de animales. En el secano, planteó la autoridad, existe necesidad de agua, fardo y alimento, primero por las heladas invernales que quemó el pasto y, segundo, por lo seco de los terrenos, situación parecida al año 2007 donde se vivió la última sequía.

EMERGENCIA
Norias que comúnmente no se secaban, hoy están secas en sectores como Purapel, Melocura y Rastrojos, entre otros. Fernández explicó que desde el Río Loncomilla hacia la costa –que es el 85% de la comuna- ya hay una sequía declarada. Sin embargo, no nota preocupación de la autoridad pese a reuniones sostenidas a nivel ministerial, de Gobernación e Intendencia.
“Ni siquiera he visto a la Oremi responderme seis oficios… De acá a 20 días más se nos pondrá muy cuesta arriba y no lograremos trabajar solamente con el presupuesto municipal ya que estamos bastante escuálidos. Por camión aljibe tenemos un promedio de 100 mil pesos diarios sólo en costo de chofer y transporte, aparte del costo del agua”, aclaró.
El director regional de la Onemi, Claudio Alarcón, reconoció que el municipio envió los Alfa y precisamente ayer, fue a Santiago a acelerar las gestiones frente a dicho trámite. Aseguró que la intensión es traer estanques a la zona para dar una solución de acuerdo a lo solicitado por la Intendencia.
“El año pasado ya se entregaron recursos. Los estanques no son desechables, duran entre tres a cinco años, e incluso estamos consiguiendo más. Estamos haciendo un catastro para optimizar los recursos porque no son solamente ellos los que tienen ese problema. Hacemos las gestiones para llevar ayuda a la región”, aclaró.

No hay comentarios:

Publicar un comentario