miércoles, 13 de octubre de 2010

“Siento que encendí la chispa de algo que ya estaba armado”


Por primera vez desde que se anunció de manera oficial el Plan Maestro para la ciudad, el principal benefactor del proyecto cuenta detalles sobre la gestación de la iniciativa que está en pleno desarrollo

CURICÓ.- Como una obligación de carácter “moral” definió el empresario Enrique Bravo, su rol en la gestación del Plan de Reconstrucción Estratégico Sustentable, PRES Curicó, herramienta de la cual se comprometió a financiar en un 50% de su costo total. Tras los simposios ciudadanos que en la ciudad se realizaron meses después del terremoto, Bravo observó que en esas reuniones se aunaron voluntades a través de interesantes propuestas, pero todo en el marco de la teoría. “Hubo mucha lluvia de ideas, pero no había nada concreto. A esas alturas veía que otras ciudades tenían sus planes maestros y Curicó seguía quieto”, dijo.
Ante tal panorama, el empresario decidió acercarse a las autoridades, en primer término, en una cita con el intendente Rodrigo Galilea, para luego reunirse con el alcalde de Curicó, Hugo Rey. “Fuimos al municipio para juntarnos con el edil, Carlos Boada, Rodrigo Balbontín y quien te habla. Ahí concretamente le hicimos la oferta, la misma que le planteamos al intendente, porque queríamos aportar”. Así, en cosa de días surgieron los nombres de las empresas que podían realizar el trabajo de desarrollar un Plan Maestro para Curicó. “Esto se armó en muy poco tiempo, aquello que estaba adormecido por meses, se activó en solo algunos días. Yo siento que encendí la chispa de algo que ya estaba armado”, acotó.

¿Cuál es su rol dentro del desarrollo del Plan Maestro para Curicó?
“Yo he apoyado de manera financiera a este proyecto, pero estoy participando como observador, más de lejos. Cuando requieran de mi opinión, yo la voy a dar, pero no quiero que se confunda, ya que nosotros los empresarios debemos poner lucas en el desarrollo de la zona, de acuerdo a las reglas que van a emanar de este estudio”.

Ha asumido entonces un rol más de observador, ¿Esto es para evitar supuestos conflictos de intereses?
“Claro. Yo no quiero que esto se haga de una manera que me convenga a mí. Yo quiero que sea conveniente para la ciudad. Teniendo nosotros los empresarios reglas claras, estamos llamados a participar. Eso es muy importante separarlo, la participación debe ser ciudadana, democrática. Por eso se contrata a esta empresa (Urbana E&D ) que tiene un gran currículum que la respalda, porque sabemos que tiene la capacidad para llevar a cabo este desafío”. 

En particular este Plan Maestro se está financiando con recursos de empresarios locales. Me imagino que eso tiene un valor agregado, frente a otros planes de similares características que se están realizando en Chile.
“Yo creo que la situación tiene un valor ético. Es bueno que los empresarios que hemos recogido los frutos de esta ciudad, podamos retribuir de esta manera. Nuestro hábitat es este. Esta es una tremenda oportunidad para que los empresarios demostremos que nosotros somos agradecidos del apoyo de los habitantes de esta tierra, es una retribución que corresponde hacerla”.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario