jueves, 21 de octubre de 2010

Talquinos no olvidan a la “Loba Capitolina”



Sub jefe de la Brigada de delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema), de la PDI capitalina, Alex Duran, catalogó como “inusual” el robo por la envergadura de la obra sustraída y descartó un robo por encargo

TALCA.- Han pasado 14 días desde que quedó al descubierto el robo de la escultura de la Loba Capitolina desde la plaza Italia, en plena 11 Oriente frente a la Estación de Ferrocarriles. Sin embargo a pesar de las investigaciones aún no se logra dar con el paradero de la obra, que representaba a la loba amamantando a Rómulo y Remo y que fue obsequiada y gestionada ante Benito Mussolini en 1940 por los italianos residentes, en reconocimiento a la hospitalidad de la ciudad que los cobijó
Ha sido tanto el revuelo causado por el extraño robo, que los talquinos aún no se reponen de la impresión del despojo de este patrimonio regional. Así lo manifestaron tras ser consultados por el inusual hecho. (Ver recuadro).
El sub jefe de la Brigada de Delitos contra el Medio Ambiente y Patrimonio Cultural (Bidema), de la PDI capitalina, Alex Durán, a cargo de las investigaciones, catalogó como de “inusual” el hecho por el tamaño y peso de la obra robada.

DELITOS PATRIMONIALES
“Este tipo de delitos patrimoniales son escasos, y son poco comunes, más bien son oportunidades que se dan, no es un perfil específico, pero al ser monumentos es un delito complicado, porque no es cualquier persona el que va a comprar la especie”, explicó Durán. Además, precisó que  en el caso de la loba “tenemos la impresión que pudo ser robada para ser fundida porque pensaron que era de cobre, pero es fierro bañado en bronce. Ni siquiera podemos decir que son coleccionistas, porque generalmente cuando se atribuye a este perfil, de robo patrimonial – cultural, es gente que sabe de historia, pero en el caso de ‘la loba’ se cree más que fue por error”.
En relación a los avances de la investigación, el sub jefe de la Bidema precisó que “estamos trabajando en eso y la verdad no se puede adelantar nada por el momento”.
Los involucrados en el delito forzaron los pernos de sujeción que tenía la figura metálica con la base de cemento y luego la debieron cargar en un vehículo, pues la pieza artística tiene un peso aproximado de 180 kilos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario