martes, 26 de octubre de 2010

Universidad de Talca celebra 29 años con mira en la reconstrucción

La ceremonia de aniversario fue celebrada en el Teatro Regional, donde la Orquesta Juvenil interpretó obras del maestro Vicente Bianchi. El rector Álvaro Rojas subrayó que la convicción de un trabajo a largo plazo permitirá una reconstrucción sólida.

TALCA.- Al cumplir sólo 29 años, la Universidad de Talca conmemora su aniversario dentro de las mejores academias del país, siendo catalogada como la tercera mejor institución estatal y octava en todo el sistema universitario, según el reciente informe de la prestigiosa publicación América Economía. De las 71 universidades creadas desde 1981, la institución maulina se erige hoy con los mejores resultados. Estos logros matizan positivamente la austera celebración que la casa de estudios contempla en un año clave para su desarrollo, tras los daños que afectan sus dependencias por el reciente terremoto, sin que esto amaine el plan de trabajo que su dirección a planteado con éxito desde hace varios años.
El concierto de aniversario celebrado en el Teatro Regional contó con la presencia de las más destacadas autoridades civiles, militares y académicas de la región. Oportunidad en la que su rector, doctor Álvaro Rojas, realizó un balance respecto a las reflexiones ad portas de cumplir tres décadas, destacando la misión de la institución por “saber pensar globalmente y saber actuar localmente”. Sus palabras enfatizan la labor de excelencia que persigue su personal de trabajo, destacando el plan de calidad docente que hoy tiene a la U. de Talca en el primer lugar nacional respecto a perfeccionamiento académico con más del 90 por ciento de sus profesores con estudios en curso.

UNIVERSIDAD PÚBLICA
El rector Rojas destacó importantes objetivos respecto a la misión desarrollada, señalando que “se da aquí una interesante paradoja en nuestro actual sistema universitario, antes todos los planteles fueron decididos servidores de los intereses de la élite, hoy muchas universidades, entre ellas la nuestra, atienden la demanda creciente de amplios sectores de la población que ayer no tenían acceso a la universidad”. Estas palabras se suman a la defensa de la educación pública como entidad formadora de profesionales, garantizando un apego por la responsabilidad social universitaria en la garantía de calidad y el compromiso con la libertad de expresión y cátedra, derechos fundamentales de la vida académica.
En esta dirección, las consecuencias del terremoto juegan un papel primordial en la carta de navegación para los próximos años. El costo de recuperación tras la catástrofe bordea los seis mil millones de pesos, situación que Rojas destacó como una oportunidad para formar una institución fortalecida, planteando su trabajo como el símbolo de una región que se levanta. Este golpe es para la casa de estudios un momento para convertir la desventura en algo positivo, superando la catástrofe con la convicción de mantener los buenos índices en el promisorio caminar de la universidad de la región del Maule.

No hay comentarios:

Publicar un comentario