domingo, 17 de octubre de 2010

Vecinos de Santos Martínez al fin recibieron solución habitacional en Curicó

Con la entrega de las llaves a las familias propietarias, concluyó una penosa etapa para los habitantes del sector. Nuevas casas poseen un alto estándar de construcción


CURICÓ.- Tras 13 años de espera, conflictos y promesas incumplidas, al final 311 familias que eran dueñas de los dañados bloques de la Villa José Santos Martínez -del sector sur poniente de la ciudad- recibieron las llaves de sus nuevas casas, que fueron construidas a metros del los departamentos que por estos días tienen orden de demolición. 
La ceremonia de entrega de las viviendas fue encabezada por el intendente, Rodrigo Galilea; acompañado de la secretaria regional ministerial de Vivienda, Clarisa Ayala; la gobernadora provincial, Isabel Margarita Garcés; el alcalde, Hugo Rey; además de parlamentarios de la zona y concejales.
El nuevo barrio residencial es fruto de un proyecto participativo que involucra el traslado de los vecinos residentes de los bloques hacia dicho sector. Para ello, los beneficiados postularon a subsidios preferentes tanto para residentes propietarios –en total 282- como para arrendatarios o allegados, que alcanzan a 29 beneficiarios.

TRES LOTEOS
A través de un proceso de licitación pública, la empresa Constructora Independencia fue la encargada de desarrollar las obras en tres loteos: Trapiche, Mejillones y Angamos. Las viviendas fueron diseñadas a través de un proceso participativo con los vecinos del sector, tomando en cuenta sus necesidades y características.
De hecho, existen cuatro beneficiarios que son discapacitados, a cuyas casas se les agregó rampa de acceso, y puertas más anchas entre otros puntos. El sector cuenta con áreas verdes, infraestructura comunitaria con área de juegos y sede social.

“QUE NO SE REPITA”
Tras la ceremonia, el intendente reconoció que el tiempo que debieron esperar los pobladores de la Villa Santos Martínez fue excesivo. “Estamos muy conscientes de eso, esperamos que esto no se vuelva a repetir. Con esto se inicia la demolición de los antiguos departamentos, ya que en ese lugar se construirá un nuevo conjunto habitacional”, acotó.
La presidenta de la Junta de Vecinos La Pradera, Marisel Rojas, señaló que desde los primeros meses que fueron habitados, los departamentos evidenciaron graves fallas en su construcción, sobre todo en las techumbres, sufriendo en invierno de graves filtraciones, a lo que se sumaba el impacto por la inundación del entorno.

EX MINISTRA
A pesar de las innumerables reparaciones a los que fueron sometidos los departamentos, numerosos informes técnicos concluyeron que las deficitarias condiciones estructurales del material, en la aislación e iluminación eran insoslayables, por lo que el camino a seguir era levantar un nuevo proyecto.
“No queremos pensar en el pasado, desde ahora comenzamos a vivir una nueva etapa. Agradecemos a cada persona que se involucró o que jugó un rol para que esto saliera adelante y a los que no, ellos tendrán en su lidiar con su conciencia”, indicó.
La dirigente agregó que solicitarán al alcalde, Hugo Rey, que el nuevo conjunto habitacional lleve el nombre de la ex ministra de Vivienda y Urbanismo, Patricia Poblete, quien a juicio de los pobladores jugó un rol destacado y crucial para la concreción definitiva de las nuevas casas. La máxima autoridad comunal, presente en la ceremonia, adelantó que no pondrá inconvenientes para concretar dicha idea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario