sábado, 30 de octubre de 2010

Viaje escolar a Santiago terminó en un violento choque carretero

El accidente se registró a la altura de Lontué, en la comuna de Molina, cuyo saldo final fue de tres adultos con lesiones graves y 40 lesionados de menor consideración


CURICÓ.- Por causas que inicialmente fueron atribuidas a una falla en la conducción del móvil de pasajeros, cuando faltaban apenas cinco minutos para las 07.00 horas de ayer, un bus de recorrido especial proveniente de la comuna de Empedrado, protagonizó un violento accidente de tránsito en la ruta Cinco Sur, a la altura de la comuna de Molina. 
El vehículo transportaba una delegación de estudiantes y apoderados del primer año B de la Escuela San Ignacio, quedando incrustado en la parte posterior de un camión de carga que también viajaba hacia el norte y que provenía desde la ciudad de La Unión. El choque por alcance ocurrió en el kilómetro 198 de la carretera, a 200 metros al norte del cruce de Lontué, por la pista oriente.
Los 25 menores y 28 apoderados que viajaban en el bus –de propiedad de la empresa Villar y que había comenzado su viaje a las 04.00 horas- se trasladaban por el día hasta la ciudad de Santiago en una gira de estudio que contemplaba visitar diversos puntos de capital, como el Palacio de la Moneda y el Museo Interactivo Mirador (MIM).

40 LESIONADOS
Según datos oficiales de Carabineros, el saldo final arrojó al menos 40 personas lesionadas, tres de ellas de mayor gravedad -todos adultos- y que fueron rescatadas por personal de bomberos desde el interior del bus, después de una hora de trabajo. Se trata del auxiliar de la máquina de pasajeros, Cristian Rifo; la profesora jefe del curso, Elizabeth Mansilla, de 52 años; y su hija, Alejandra Donoso de 12 años, quienes iban sentados en la parte delantera de la máquina.
Por su parte, los otros adultos y niños involucrados en el accidente resultaron con lesiones de diversa consideración y fueron trasladados en ambulancias por los equipos de urgencia, tanto a las asistencias públicas de los hospitales de Molina como de Curicó. Las edades de los menores implicados fluctúan entre los cinco y siete años.

INVESTIGACIÓN
El fiscal jefe de Molina, Miguel Gajardo, afirmó que de acuerdo al informe preliminar emanado por peritos de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros, el bus colisionó al camión por su parte posterior debido a una falla en la conducción del primer móvil, siendo ambos desplazados alrededor de 250 metros.
“Afortunadamente el chofer del camión pudo mantener la estabilidad del móvil y lograr frenar a ambos, porque en caso contrario, se habría producido una tragedia aun mayor”, acotó.
Gajardo, quien se constituyó a primera hora en el sitio del suceso, agregó que el conductor del bus, tras ser interrogado por la policía uniformada, descartó cualquier responsabilidad en el accidente, indicando que supuestamente se debió al cruce inoportuno de una camioneta, lo cual o llevó a realizar una maniobra rápida.
En todo caso, si bien en un premier momento ambos conductores fueron retenidos, de manera posterior quedaron en libertad, una vez realizado el examen de alcoholemia, pero igualmente citados a declarar ante la fiscalía de Molina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario