lunes, 18 de octubre de 2010

“Violeta Parra fue una gran mujer y pionera en muchos sentidos”

La película está basada en el libro escrito por el hijo de la afamada cantautora chilena, Ángel Cereceda Parra

TALCA.- Andrés Wood, director de cine chileno, llegó hasta las localidades de Corinto, Curtiduría y Nirivilo, en la región del Maule, para filmar su próxima película titulada “Violeta se fue a los cielos”.
Así el silencio de Curtiduría se vio interrumpido por el equipo técnico y de producción que trabaja en el film. En medio de este ambiente estaban los extras y pobladores de pueblos como Corinto, quienes llegaron desde primera hora para recibir el vestuario y maquillaje adecuado para comenzar a filmar.
La película “Violeta se fue a los cielos” es una producción que se inspiró en el libro que lleva el mismo nombre y fue escrito por Ángel Cereceda Parra, hijo de Violeta.  
El equipo liderado por Andrés Wood, permanecerá por nueve días en el Maule, para luego dirigirse a locaciones como Santiago, donde ocurre la mayoría de la historia; y después al Valle de Hurtado, en la Región de Coquimbo.

¿De qué se trata la producción?
“Es una película y una serie de televisión (que se transmitirá por Chilevisión) que está basada en la obra del hijo de Violeta Parra, Ángel Cereceda Parra, titulado ‘Violeta se fue a los cielos’. Para esta producción estamos trabajando con él y con un equipo muy grande que lo integra la protagonista Francisca Gavilán, en su papel de Violeta adulta. En Corinto y Curtiduría estamos trabajando la infancia de esta artista chilena”.

¿Qué los inspira a crear un trabajo de este estilo?
“Violeta Parra es quizás la artista chilena más original y propia de nosotros. Es una artista que justamente tiene una infancia sencilla, humilde y muy sufrida. De un clan familiar que no sé qué tipo de leche tomaron porque son muy creativos y geniales”.

LOCACIONES
¿Por qué eliges pueblos del Maule para realizar esta producción?
“Llegamos hasta acá buscando desde el sur hasta Santiago. Por un lado tuvimos la mala suerte del terremoto porque esto nos dificultó la producción de la película ya que hubo mucho patrimonio que se perdió. Elegimos Curtiduría porque mezclaba un paisaje que nos gustó, construcciones adecuadas para lo que necesitábamos y juntamos a gente muy entusiasmada para participar de esta película, cosa que no es tan común.
A nosotros nos interesa mucho ver una película de muchas caras y hemos tenido una muy buena participación. También tuvimos un fuerte apoyo de la intendencia para poder filmar acá así que estamos muy contentos”.

¿Los extras han colaborado en esta película?
“Si, de todas maneras y eso que es un trabajo complejo porque tienen que esperar mucho tiempo pero ellos se han mantenido pacientes y han colaborado. Hemos trabajado con muchos extras.
Fuimos a Nirivilo a realizar unas grabaciones y ahora estamos acá en Curtiduría, donde se ambientó una quinta de recreo. Incluso algunos de los extras han tenido que tomar clases de cueca con una coreógrafa y lo han hecho de una manera muy entusiasta”.

¿Cómo evalúas el periodo por el cual está pasando el cine chileno?
“En esto se vive de dulce y agraz. Dulce porque hay una gran cantidad de películas, realizadores, actores y técnicos que concluyen en películas de mucha calidad, las que son premiadas en el extranjero y muy bien recibidas en el país.
Pero el público está siendo muy esquivo con el cine y particularmente con el cine chileno. Esto ocurre a nivel mundial porque hay muy pocas películas que están siendo éxito de taquilla pero tengo mucha fe en que se abrirán nuevos circuitos de distribución”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario