miércoles, 17 de noviembre de 2010

481 viviendas quedan aún por demoler en la capital regional

En 15 ó 20 días más terminan los trabajos del CMT. Luego el municipio deberá absorber las tareas

TALCA.- Tras siete meses y medio de demoliciones en la capital regional, de las dos mil 400 casas catastradas en el área urbana con daños a causa del terremoto de febrero pasado, mil 919 han sido derribadas. Sin embargo, aún quedan 481 en las que se debe operar y en no más de 15 a 20 días el Cuerpo Militar del Trabajo (CMT) –encargado de dichas faenas- se retirará, debido a que los recursos se acaban. Quedarán pendientes alrededor de 300 viviendas y el municipio no cuenta aún con recursos para desmoronarlas.
Las cifras fueron entregadas por el coordinador de demoliciones de la administración comunal, Antonio Tordecilla, quien explicó que se ha cubierto la totalidad de solicitudes de derribo hechas por la comunidad y que, a la fecha, quedan 75 peticiones más las que serán concretadas en los siguientes días.
Para las restantes que no alcancen a ser demolidas, precisó, quedará establecido el decreto de demolición, el que deberá ejecutarse lo antes posible con la finalidad de evitar riesgos para la ciudadanía. En cuanto al avance, el profesional detalló que entre el 1 de marzo (inicio de trabajos) hasta el 30 de abril (fecha en que las tareas las asumió netamente el municipio), se botaron mil 277 propiedades, y desde que asumió el CMT el 3 de mayo, se han eliminado 642.
Detalló que la cantidad de viviendas dañadas por el cataclismo en la comuna de Talca fueron ocho mil, de las que tres mil 600 resultaron con daño menor y pueden ser reparables, y cuatro mil 400 con perjuicios mayores. De ellas dos mil 400 pertenecen al sector urbano y mil 800 al rural, éstas últimas no serán demolidas.

DEMORAS
La concejal socialista, Paulina Elissetche, lamentó que el CMT no alcance a derribar todas las viviendas dañadas. Aseguró que el gobierno no ha hecho un esfuerzo suficiente al respecto y, a su juicio, la administración estatal no ha dimensionado la cantidad de problemas actuales en torno a la emergencia y la reconstrucción.
“En Talca necesitábamos dos mil 800 mediaguas y se entregaron mil 400. Está pasando algo muy parecido con la demolición. Acá veo un problema muy grave porque estas tareas nos las dejan a los municipios que no tenemos las condiciones económicas para poder hacerlo”, sentenció.
Al respecto, el presidente de la Asociación Regional de Municipios, Iván Riveros, manifestó que había un compromiso y un plazo establecido para realizar las demoliciones por parte del gobierno, y que serían financiadas con los fondos de reconstrucción del Estado.
Sin embargo, indicó que hace unos días se les comunicó que no alcanzarían y se retirará el CMT. “Hay que lograr lo antes posible que el gobierno asuma la responsabilidad de reconstrucción como lo ha hecho hasta hoy… Tenemos que darnos el espacio suficiente para buscar los recursos ya que las municipalidades no tienen dinero y menos los vecinos”, profundizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario