martes, 2 de noviembre de 2010

Agricultores invierten en plaguicidas para salvar producción de frutas


Deberán controlar todos los estados de hongos provocados por el agua caída

LINARES.- Preocupación existe entre los agricultores por los efectos que provocarán los días de lluvia en su producción de berries. Si bien el agua caída es positiva para productos como el maíz, el trigo, la remolacha y el arroz, respecto a la fruta los agricultores deberán controlar todos los estados de hongos en frambuesas, manzanas y arándanos.
“La lluvia, que fue bastante fuerte durante, ayuda a los cultivos tradicionales pero con los berries ocurre todo lo contrario. Ahora los productores deberán preocuparse de todo el tema de control de hongos, a través de los distintos productos químicos que están permitidos, lo que significará un costo extra y con el dólar por el suelo”, replicó el presidente de la Federación de Agricultores de las Asociaciones Gremiales de la Provincia de Linares, Ferenc Massot.
En todo caso, los consumidores deben sentirse tranquilos ante este panorama pues aunque la lluvia haya provocado algunas dificultades en la producción de berries, estos no subirán de precios. “Que los agricultores inviertan más dineros para la mejor producción de algunos frutos no significará un alza de precios en éstos, porque ya están establecidos por el mercado internacional. Chile es uno de los países más abiertos del mundo y más desprotegidos en este tema. Obviamente los más desprotegidos somos los agricultores que tenemos que entrar en un gasto extra y sin recibir buenos precios por nuestros productos”, agregó Massow.

VOZ DE COMERCIANTES
Mientras tanto, los comerciantes de Talca tienen opiniones encontradas con respecto a las consecuencias de las lluvias en sus productos. “Al comprar las frutillas hemos tenido un alza en 500 pesos por caja, pero la calidad está buena”, explicó Marcelo Jaque.
Una opinión similar es la que dio Miriam Jorquera al comentar que las frutillas este año se habían producido en menor cantidad, lo que había provocado variaciones de precios, “este año subió 100 pesos por kilo. El problema es que es un fruto escaso y sin la misma calidad los vendedores se aprovechan de esa situación”.
Luís Barrera precisó que el “precio de la frutas ha bajado, está más conveniente para ser vendida. La lluvia al parecer no ha afectado las frutillas de Chanco, que son las que vendo en mi local”, finalizó. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario