viernes, 5 de noviembre de 2010

Asumen plan de excepción para mantención de áreas verdes

Término de contrato con empresa que por 20 años ha realizado esta labor en la comuna, obligó al municipio a realizar tareas mientras se licita el servicio

TALCA.- La mantención de las áreas verdes de la comuna entró en etapa de emergencia luego de que el 21 de octubre pasado expirara el contrato que la Municipalidad de Talca ha tenido por 20 años con la empresa ‘7 Estrellas’, que ha sido la encargada de realizar estos trabajos en los distintos sectores de la ciudad.
El término del contrato obligó al municipio a hacerse cargo momentáneamente de los trabajos de mantención de más de 100 hectáreas de áreas verdes –para lo cual se pidió una modificación presupuestaria de manera de contar con 61 millones de pesos para asumir tales tareas-, mientras se preparan las bases para licitar estas obras, lo que debiera ocurrir dentro de este mes.
La situación generó molestia entre los concejales, que reclamaron que el municipio ha actuado en forma negligente en esta materia, al no prever que la mantención de las áreas verdes de la ciudad quedaría sin realizarse luego de terminarse en octubre de este año el plazo dado en 2009, a través de una prórroga del contrato, a la empresa 7 Estrellas.
La compañía había solicitado una nueva extensión durante este año, sin embargo, el municipio ya había decido no aceptar esta petición notificando a la empresa, y además el Departamento de Control de la municipalidad –en consulta a la Contraloría General de la República- informó que ello tampoco podía hacerse, ya que la Ley de Compras Públicas señala que contratos de más de 1.000 UTM no pueden ser prorrogados, lo que dejó al municipio en la situación de no contar con la empresa para realizar estas labores y sin tener bases para licitar los trabajos.
El alcalde Juan Castro reconoció que “las cosas no se han hecho bien en algunos departamentos”, mientras que los concejales Carlos Ramírez y Paulina Elissetche pidieron una investigación sumaria al interior de la corporación para determinar las responsabilidades que llevaron a la municipalidad a encontrarse asumiendo un plan de emergencia para las áreas verdes de la ciudad.

HISTORIA POCO FELIZ
La mantención de las áreas verdes de la ciudad arrastra una historia con la misma empresa desde 1990, año en el que se inició la relación contractual con la compañía, la que se ha prorrogado en al menos seis oportunidades.
La evaluación actual es que este contrato fue muy poco favorable para el municipio ya que no se ha podido manejar de buena forma, lo que se traduce en un deterioro de las áreas verdes que han sido invadidas por la maleza perdiendo cobertura, la inexistencia de una inspección técnica de los trabajos y el poco interés de la empresa por manejar estos sectores, acumulando 37 multas de parte de la municipalidad por trabajos deficientes.
Todos estos elementos, fueron tomados en cuenta por el alcalde y los concejales, acordando realizar unas bases de licitación que consideren todos los aspectos para que los sectores con áreas verdes sean mantenidos en perfectas condiciones para beneficio de la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario