lunes, 8 de noviembre de 2010

Autoridades afinan planes para minimizar riesgos de los trabajadores de temporada

El inicio de los trabajos agrícolas aumenta la preocupación de las instituciones fiscalizadoras por las condiciones en que se desempeñan los obreros en los campos

TALCA.- Con la partida de la temporada agrícola en los campos, se generan también una serie de riesgos desde el punto de vista laboral y de salud para los trabajadores, situación que las autoridades esperan cada año minimizar con una serie de estrategias tendientes a crear conciencia en obreros y empleadores respecto a la necesidad de prevenir y cumplir con las leyes laborales.
Según datos de la Secretaría Regional Ministerial de Salud, esta temporada en la región unas 20 mil temporeras se incorporarán a las labores agrícolas, quienes requieren de cuidados para estar protegidas del sol y de los lugares donde se ocupan habitualmente plaguicidas.
De hecho, el Seremi de Salud, doctor Osvaldo Palma, junto funcionarios de esa repartición, concurrieron recientemente hasta un predio en Colín, comuna de Maule, para entregar bloqueadores y gorros cubre nucas a trabajadoras agrícolas de temporada, además de realizar un llamado para prevenir las intoxicaciones por plaguicidas.


USO DE PLAGUICIDAS
Datos oficiales indican, en este sentido, que la región ocupa el tercer lugar en la adquisición de plaguicidas a nivel nacional, alcanzando un 13,4 por ciento del total distribuido en el país, El año pasado se notificaron cuatro eventos de intoxicación masiva en el Maule: uno en la comuna de Molina, otro en Yerbas Buenas y dos en la comuna de Longaví, los cuales en total afectaron a 339 personas.
El seguimiento que ha realizado la Seremi de Salud a los casos de intoxicación por plaguicidas ha permitido establecer que la mayoría de ellos son de origen laboral, afectando a trabajadores y trabajadoras agrícolas, aunque también hay un porcentaje alto de intoxicaciones de personas con fines suicidas, que alcanzan a un 34,5 por ciento.
En todo caso, desde el punto de vista de la composición química, la mayor parte de estos accidentes son provocados por insecticidas órganos fosforados. Entre los productos que se repiten como causantes de intoxicaciones agudas, se cuentan el Tamaron-600 y el MTD-600, ambos clasificados en el grupo de productos “sumamente peligrosos”.  El doctor Palma manifestó que “esperamos que se legisle para prohibir el uso de estos productos en nuestro país. También estamos ayudando a prevenir el efecto nocivo de los rayos ultravioletas, a través de gorros cubre nucas y bloqueadores solares”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario