jueves, 18 de noviembre de 2010

Carabineros detuvo a falso dentista que tenía una consulta clandestina

El imputado tenía la profesión de laboratorista dental, pero incluso daba boletas por procedimientos médicos. Sus vecinos lo defendieron porque cobraba barato

CURICÓ.-  Personal de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de Carabineros de Curicó aclaró un caso criminal de ejercicio ilegal de la profesión de médico, cuyo protagonista era un hombre de 42 años, quien se desempeñaba clandestinamente como supuesto odontólogo, siendo objeto de cargos criminales por parte de la fiscalía de esta ciudad.
Incluso para realizar los falsos procedimientos médicos, el imputado había construido y habilitado una falsa consulta médica al costado de su domicilio, correspondiente a una casona ubicada en la villa Anakena, en el pasaje Isla de Pascua, en el sector Rauquén, al norte de Curicó.
El caso llegó a manos de la policía uniformada a raíz de una denuncia realizada por una persona que resultó con daños en su dentadura producto de una extracción. Tras la investigación que se extendió por espacio de un mes, personal de Carabineros desarrolló una vigilancia discreta a la vivienda donde trabajaba el acusado, estableciendo que cada día ingresaba una gran cantidad de personas, aunque la fachada de la casa no mantenía ningún rotulo que anunciara la entrega de algún servicio.
Por tales antecedentes, el fiscal de Curicó, Juan Pablo Araya, solicitó ante el Juzgado de Garantía local una orden para el registro total del amplio y lujoso inmueble, de propiedad del imputado, identificado como Mario Alejandro Guerra Berríos, de 42 años. Según explicó el capitán de la Primera Comisaría de Carabineros de Curicó, Flavio Salas, en el instante preciso de la detención, dicho sujeto estaba acompañado por tres pacientes, de los cuales uno de ellos se encontraba anestesiado.

CLÍNICA CLANDESTINA
El capitán Salas agregó que, tras allanar el domicilio, se estableció que la verdadera clínica clandestina que utilizaba el falso odontólogo estaba equipada por una gran cantidad de implementos, los cuales fueron incautados por la policía. Entre los artículos encontrados se destaca una máquina de rayos X, junto a una máquina de ultrasonido, un sillón clínico dental, lámparas, jeringas, un horno esterilizador y medicamentos, además de tapaduras y dientes de oro.
Todo el cúmulo de evidencias llevó al imputado a reconocer su delito, ante los agentes de la  Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Primera Comisaría. “Esta persona tenía como profesión laboratorista dental, pero ejercía como dentista. De hecho, se estableció que mantenía en el municipio local un patente como laboratorista, pero que además estaba impaga”, indicó el capitán Salas.
El jefe policial precisó que al interior de la clínica clandestina se encontraron varios cuadernos, donde se registran los nombres y números telefónicos de personas que alguna vez fueron atendidas por el falso odontólogo. El capitán indicó que durante la investigación recabaron el testimonio de siete personas que señalan haber recibido un trabajo dental mal realizado.

VECINOS
En tanto, los vecinos del imputado señalaron que era de público conocimiento que el detenido ejercía las labores de dentista en su casa, pero que desconocían que no tenía tal profesión. Albina Orellana, quien vive en el sector, señaló que era bastante habitual que personas se acercaran a consultar sobre el supuesto dentista.
“Para todos era dentista. Si bien yo nunca me traté con él, sí sabíamos que atendía público. De hecho, los comentarios que tenemos son que trabajaba bien. Siempre había camionetas o autos en las afueras de la casa, porque los pacientes iban a verlo”, dijo.
Por su parte, otro vecino identificado como Luis Morales, reconoció haber sido atendido por el imputado y se manifestó también sorprendido al saber que no tenía la autorización para ejercer como odontólogo. “Nunca escuché de quejas o de palabras negativas. Eso me dio confianza para atenderme con él. Además cobraba barato. Nosotros siempre lo conocimos como dentista. La gente nunca reclamó por nada y entregaba una buena atención”, sostuvo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario