martes, 23 de noviembre de 2010

Carabineros puso en marcha “Plan Centauro” en el centro

Nueva modalidad antidelictual busca mitigar los delitos en una zona acotada de la capital regional. Labor especial se activará primeramente los fines de semana, con miras a las fiestas de fin de año


TALCA.- Un total de 70 policías saldrán a la calle diariamente, en especial los fines de semana, con miras a lo que serán las fiestas de fin de año, a fin de poner en marcha el llamado “Plan Centauro” en la zona céntrica de la capital regional, cuyo objetivo es mitigar la ocurrencia de delitos contra la propiedad y las personas, en particular, robos y asaltos.
Así lo anunció ayer el jefe de la Tercera Comisaría, mayor Benjamín Piva, quien explicó que la nueva estrategia antidelictual fue originalmente aplicada por la Prefectura de Radiopatrullas de Santiago, con exitosos resultados, por lo cual, se optó por replicar dicha experiencia en la zona más concurrida de Talca, es decir, entre 4 Norte y 5 Sur, así como entre 11 Oriente y el río Claro.
“Es un área muy reducida de calles, inferior a un Cuadrante, donde actualmente tenemos a 50 carabineros que están actuando de manera extraordinaria, incluyendo personal administrativo y que normalmente cumple otras funciones. A ellos se suman los 20 carabineros de turno diario, sumando a dicha tareas a personal civil, a pie, con perros guías y motos todo terreno”, afirmó.

FISCALIZACIONES
El jefe policial destacó que “nuestras unidades están con perros policiales, con las motos y con gente transitando, en particular por esta zona, porque nuestros datos actualizados nos dicen que en esta área se concentra el mayor tránsito de personas, por lo cual, queremos mitigar particularmente los delitos de robos”.
“Es muy similar al Plan Centauro que estamos replicando, con excelentes resultados. El fin de semana tuvimos numerosos detenidos por robo y más de 200 controles vehiculares, con cerca de 30 infracciones al tránsito, así como una fiscalización constante a personas sospechosas, lo cual busca reducir los índices de temor, más aún, cuando falta muy poco para las compras de las fiestas de fin de año”, indicó.
El mayor Piva puso como ejemplo que, durante la ejecución de dicho servicio, se detectó un caso de robo de una bicicleta ocurrido en plena Uno Sur, dando paso a la activación de un completo plan que permitió seguir al antisocial y posteriormente capturarlo cuando trataba de escapar del personal uniformado, a bordo de un microbús, luego de dejar abandonada la bicicleta. Tras ello, dicho sujeto fue entregado en manos de la justicia, donde se detectó que registraba prontuario por diversos delitos y, además, tenía órdenes judiciales pendientes.

FUNCIÓN OPERATIVA
Al respecto, el capitán Juan Tapia -jefe del personal motorizado que trabaja constantemente en el centro de Talca- explicó que la labor diaria de los funcionarios llega incluso a cifras de 250 personas sospechosas que son fiscalizadas en forma sorpresiva, a fin de detectar si registran órdenes judiciales pendientes o portan elementos para cometer delitos, tales como armas u objetos contundentes.
“Queremos que la gente sienta la seguridad de que los carabineros están trabajando para evitar hechos delictuales. Para ello, nos corresponde efectuar controles de identidad y efectuar fiscalizaciones a locales comerciales. Nuestra función es patrullar, además de reaccionar oportunamente para lograr la captura de algún antisocial que intente escapar tras cometer un delito”, señaló.
El capitán Tapia, en este sentido, destacó que el uso de una moto todo terreno permite gran movilidad, facilitando el tránsito de los funcionarios policiales, a pesar de que en algún momento la zona céntrica de Talca se encuentra bajo alta congestión de tránsito. “La moto es mucho más rápida y su sonido permite a la gente advertir que estamos cerca y atentos en cada momento a lo que ocurre”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario