sábado, 6 de noviembre de 2010

Comercio ambulante de Talca será reubicado en ex inmueble de la Junaeb

El intento responde a la puesta en marcha del programa Barrio en Paz. Los negocios no establecidos se instalarán en nuevo mercado persa tras vencer permisos el 31 de diciembre


TALCA.- Otro intento hará el municipio talquino para erradicar el comercio ambulante del centro de la ciudad. Tras la próxima puesta en marcha del programa del Ministerio del Interior, Barrio en Paz, se terminará con dicha actividad en el perímetro que envuelven las calles 11 y 14 Oriente entre 5 Sur y 2 Norte, lugar donde se emplaza una gran cantidad de negocio informal. Los vendedores no están nada contentos con esta situación y prometen no moverse de sus ubicaciones ya que es la única fuente laboral que mantienen.
El alcalde Juan Castro indicó que desde que asumió el cargo no ha emanado autorizaciones para ambulantes y tampoco lo hará, ni siquiera para aquellos de deseen envolver regalos. “La intensión de erradicar el comercio ambulante existe… En ese lugar (cuadrante del Barrio en Paz) no puede haber comercio informal, ambulante o ningún negocio que tenga toda su documentación al día”, precisó.
Sin embargo, aseguró que como existen muchos ambulantes que necesitan seguir trabajando, conversó con la ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, quien autorizó utilizar los terrenos de la Junaeb en 1 Sur con 11 Oriente. Actualmente busca cómo demoler y crear un centro comercial persa para que se establezca el comercio informal ahí.

DESACUERDO
Esta decisión no gustó a los comerciantes. Gigi Valdés trabaja en el paso bajo nivel de calle 1 Sur, quienes fueron trasladados a la vereda del frente hace un año. Indicó que el cambio los afectaría mucho. “Si acá agonizamos, allá moriremos. Las soluciones que nos da el alcalde son malas, él piensa solamente en su beneficio y no mira por los demás”, indicó.
Cecilia Riquelme aseguró que trasladarse al interior del recinto de Bienes Nacionales incrementará el problema más que solucionarlo. “Estamos todo el día trabajando y él (Juan Castro) no nos da la cara. Estamos mal, hemos perdido las casas y nuestros hijos están en la universidad. No nos trasladaremos, vamos a luchar. No dejaremos las cosas tan fáciles como la otra vez, esperemos que se nos dé una solución cuando vayamos a renovar nuestros permisos el 31 de diciembre”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario