jueves, 25 de noviembre de 2010

Continúa toma de Facultad de Ingeniería de U. de Talca

Autoridades de la casa de estudios superior insisten en señalar que la medida no se justifica ante el tenor de cada uno de los puntos planteados en el petitorio  

CURICÓ.- Su segundo día cumplió la toma de las dependencias del Campus Los Niches de parte de los alumnos de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Talca. La medida fue acordada por una asamblea de estudiantes como método de presión para obtener un petitorio de 12 puntos, todos ligados a temáticas de carácter interno. El vicerrector de Desarrollo Estudiantil de la U. de Talca, Sergio Matus, calificó de “desproporcionada” la decisión adoptada en relación a lo que los alumnos están solicitando. “Varios de los puntos planteados por los estudiantes son de fácil resolución y no revisten de mayor profundidad, por lo mismo nosotros hemos dejado que los muchachos reflexionen, porque creemos que la medida va más allá, es muy extrema en comparación a lo que se pide”. Matus señaló que las autoridades de la casa de estudios superior, encabezadas por el rector Álvaro Rojas, van a apelar a la cordura y a la reflexión de los universitarios en toma, ya que para desarrollar cualquier punto de conversación es requisito necesario que estudiantes permitan que las actividades regulares continúen. “El rector está disponible para conversar en la medida que se deponga la toma, las autoridades no trabajan ante medidas de presión. Hay canales regulares de conversación. No podemos alterar el funcionamiento del campus. A raíz del terremoto, tenemos un calendario muy ajustado, y el que se extienda significa un montón de desventajas, sobre todo para las familias de los alumnos”, dijo.

RUMOR
La presidenta de la Federación de Estudiantes (Fedeut) de Curicó, Patricia Tamayo, indicó que durante la mañana de ayer los jóvenes que han participado de la toma desarrollaron una nueva asamblea informativa a raíz del rumor sobre el posible desalojo de las dependencias del campus por Carabineros, situación que solo quedó en la esfera de la especulación. “En la asamblea tomamos la decisión que no íbamos a entregar la universidad. Luego tuvimos la posibilidad de conversar con personal de Carabineros, en un dialogo muy amable y nos dijeron que no había una orden real, solo fueron rumores”. Tamayo reiteró que lo solicitado por los estudiantes justifica la movilización, ya que los puntos en discordia fueron planteados por los universitarios incluso durante el año anterior. “Que aun no se tenga respuesta no se justifica. Independiente de lo que pasó con el terremoto, nosotros no pedimos cosas que impliquen una gran inversión de dinero. Casi todo lo que pedimos se soluciona gracias a una mejor gestión”, subrayó. Al cierre de esta edición, los estudiantes nuevamente se iban a reunir para evaluar la toma y analizar los pasos a seguir, con propuestas emanadas tanto de la asamblea como de las bases. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario