jueves, 4 de noviembre de 2010

Demolición de departamentos en fase inicial

Tras la conclusión de las faenas, en 45 días más, el Serviu deberá determinar el tipo de solución habitacional que se hará en el sector Santos Martínez

CURICÓ.- Con la instalación de faenas en los terrenos de parte de la empresa que se adjudicó las faenas, comenzó de manera oficial el proceso de demolición de los departamentos de la villa Santos Martínez, en el sector surponiente de la ciudad. 
El Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), organismo propietario de los terrenos en donde están los desmantelados bloques, determinó que finalmente la empresa local Geocad será la encargada de llevar a cabo la demolición en un plazo de 45 días corridos, faenas que tienen un costo de total de 162 millones de pesos.
Para confirmar el inicio de los trabajos, la gobernadora Isabel Margarita Garcés se acercó a los abandonados departamentos para sostener una reunión con representantes tanto del Serviu como de la empresa que realizará las faenas. Se estableció que mañana los dos sectores de la villa deben estar totalmente cercados, para así dar paso a la maquinaria pesada que se encargara del grueso de la obra.
Al ser consultada sobre el destino de los terrenos, la máxima autoridad provincial dijo que tal determinación aun es materia de estudio. “En un principio estaríamos hablando de casas, pero cabe la posibilidad de transformar lo que es casa, en unos muy buenos departamentos, en ningún caso como fueron estos, por el contrario, con todas las normas vigentes del ministerio de Vivienda y que se están exigiendo a las constructoras”, sostuvo.

DESPEJE TOTAL
El jefe de obra encargado del proceso de demolición, Felipe Chanceaulme, confirmó que a más tardar mañana deberá estar instalado el cierre perimetral.
Para desarrollar las faenas, la empresa Geocad contará con cuatro camiones tolva y una retroexcavadora. “En total estamos hablando de que van a participar cerca de 20 personas, entre las que se cuenta seis jornales, cuatro guardias de seguridad y  banderilleros”.
Los escombros serán derivados a un terreno colindante con el río Guaquillo propiedad de Jorge Astroza. “La única dificultad que evidencia el proceso de demolición es la presencia en el segundo bloque de departamentos de un jardín infantil colindante. Vamos además a conversar con la empresa CGE por el tema del alumbrado público, para que proceda a su retiro total. La instrucción del Serviu es clara: ellos quieren que no quede nada”. El ingeniero civil industrial solicitó a la comunidad que por precaución -durante el periodo que se extiendan las faenas- no ingrese al perímetro de los bloques.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario