miércoles, 24 de noviembre de 2010

Dispar criterio para construir dejará al comercio talquino con diferentes caras

Muchos optaron por seguir la misma línea de edificación anterior al terremoto. Otros, por regalar algunos metros para beneficio de los transeúntes. La Cámara de Comercio insiste en que se perdió la oportunidad de tener una mejor cara, mientras que el municipio dice que todos están cumpliendo con las exigencias

TALCA.- La línea de edificación para los locales comerciales de la 1 Sur en Talca está en el centro de la discusión entre quienes esperaban que se pudiera hacer un aporte al desarrollo de la capital regional, dejando veredas más amplias y entre los que optaron por construir siguiendo la misma línea que había hasta antes del terremoto.
Lo que puede ser un detalle, no lo es tanto al observar el tipo y la forma de las edificaciones que se están levantando en la principal arteria comercial de la ciudad, dejando soluciones dispares que la gente en la calle definitivamente no agradece.
Luego del terremoto se habló de la necesidad de que el comercio se reconstruyera de una manera más moderna, lo que implicaba mejorar las construcciones y ampliar los espacios para los transeúntes.
Algunos asumieron el llamado y hoy levantan modernas edificios, estéticamente agradables, optando por regalar algunos metros para agrandar las veredas. Mientras otros comerciantes, se reparten entre quienes están levantando edificaciones, que aun cumpliendo con la normativa no son tan agradables a la vista, y los que se decidieron por construir en el mismo lugar que tenían antes de la catástrofe.
El resultado se puede ver al recorrer la 1 Sur y constatar la disparidad con la que se está levantando el centro de Talca, todo dentro de lo que dispone la normativa, según señala el alcalde Juan Castro, ya que la municipalidad definitivamente no tuvo nunca en sus manos alguna herramienta que permitiera ordenar de alguna manera la línea de edificación. “Los empresarios han privilegiado las veredas más anchas, pero más que eso no está en el plano regulador. Se ha ido respetando la línea de edificación oficial, y los que se han corrido hacia dentro lo han hecho por voluntad propia y han hecho un aporte”, dijo el edil.

OPORTUNIDAD PERDIDA
El presidente de la Cámara de Comercio de Talca, Fernando Jiménez, insistió en que la ciudad perdió la oportunidad de tener un comercio más moderno, que privilegiara mayor espacio y mejor calidad de construcciones, de manera de impulsar la actividad con mayor énfasis luego del terremoto.
“La línea de construcción no se puede obligar porque no existen las herramientas. Algunos, de común acuerdo, tomaron una línea que está más atrás que la actual, pero otros no. Desgraciadamente en un país donde hay libertad para tomar decisiones, no siempre la gente está pensando en el bienestar de la ciudad”, indicó el dirigente.
A esto agregó que no se tomó un estilo de construcción que permitiera distinguir al comercio, por lo que el tema de las distintas soluciones también atenta contra la posibilidad de tener un comercio “más futurista”, dijo Jiménez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario