lunes, 22 de noviembre de 2010

“En Talca debemos acostumbrarnos a un período similar a la posguerra”

La obra de este artista alemán ha mantenido una prolífica producción en distintos formatos, hoy su última muestra pictórica exhibe las intenciones por llenar de color y significado soportes que reciben su pintura como un mensaje cada día más personal.

TALCA.- André Thorun es un artista inquieto. Desde siempre ha trabajado en conexión con la tierra y ante todo, consigo mismo. Nació en Alemania, pero durante los ’80 llegó a Chile y desde ahí forjó distintas actividades destinadas a expresar sus ideas. Hace algunos años comenzó una incursión musical más seria, con Marzipan Devil, un proyecto musical que mantiene una propuesta de rock pausado con Nick Cave dentro de las pistas.
A través de la pintura ha mantenido un camino peculiar, primero con pinturas originales, las que hoy se venden en Santiago, además de cuadros que forman una obra íntima. “Me agrada la idea de expresarme a través de ello, es un instinto que genera un concepto nuevo, algo que llega de casualidad y con los años se ha consolidado”.

¿Qué características grafican la motivación presente en “Extasis Mon Amour”?
“Quise buscar una manera de incorporar elementos personales en mi obra, más allá del gesto y del color, tengo temáticas abstractas que permiten tener distintos significados. He tenido períodos y ahora busco algo más amplio, han aparecido colores nuevos, lo que permite reflejar un proyecto de vida, tratando de ser lo más congruente posible”.

¿Qué destaca en esta muestra dentro de su aprendizaje artístico?
“Esto es más íntimo, se vuelve más incomprensible para el espectador, es un signo de madurez que marca la diferencia. La gente empieza a meterse más en mi mente, al observar un cuadro debes analizar las motivaciones que generan esas ideas, entonces trato de sumar densidad a un proceso creativo, que puedan tomar vida propia, son cuadros que nacen de una idea pero terminan en un concepto”.

¿Qué rol juega la palabra que hoy se incluye en tus pinturas?
“Después de haber pintado los primeros cuadros, los entendí como un insulto, frases desesperadas que significan el desahogo. Cada vez la intención es más específica, son momentos de creación personales en los que incluyo diversos elementos, tengo algunos cuadros sobre madera que tenía en mi casa, lo que me pareció muy rústico, una opción de transmitir la intención. Pienso en la palabra y ello me permitió llevarlo a los cuadros, sin que esto signifique transformarlo en un afiche”.

¿Qué tiene la ciudad que se impregna en su obra como influencia?
“Creo que Talca tiene un ambiente de vida que es muy valorable, para mí es importante valorar la paz, el alejamiento de todo me permite una vida anterior. Hay lugares que me llaman mucho la atención, todos los días debo atravesar desde el Cerro La Virgen hasta San Miguel, lo que significa un recorrido muy especial, la Virgen tiene cosas muy especiales, el balneario y la alameda son paisajes naturales muy bellos. Otro aspecto importante es que aún hay cosas que pueden descubrirse, obvio que el terremoto botó mucho, pero se mantienen elementos de una cultura anterior que están ahí, esperando”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario