lunes, 8 de noviembre de 2010

Exigen que plan “Barrio En Paz” incluya a ambulantes

Comerciantes del área reconocen una mayor presencia policial desde la implementación de la iniciativa gubernamental

CURICÓ.- Un positivo balance formularon numerosos dueños de locales comerciales tras la ejecución del plan “Barrio En Paz”, iniciativa que comenzó a mediados del pasado mes y que contempla fortalecer -a corto plazo- la seguridad de los propietarios de tiendas y de las personas que transitan en las cuadras entre las calles Peña, Camilo Henríquez, Maipú y Merced, es decir, en pleno centro comercial. 
Si bien las autoridades han indicado que en esa área habrá una mayor fiscalización de instituciones como Carabineros y a la Policía de Investigaciones (PDI), representantes del comercio establecido han solicitado que el plan no deje de lado al comercio ambulante. Según el propietario de la librería “Pinocho”, Nelson López, la cantidad de personas vinculadas al comercio informal en Curicó supera con creces a la realidad que tiene otras ciudades.

“Prácticamente las personas deben pedir permiso para que las dejen pasar por la veredas. Es cierto que se necesita trabajo, pero ellos no pueden obstaculizar el paso de los transeúntes. Realmente se apoderan de una gran parte de ella. Y durante las principales fiestas, como Navidad, la situación es peor, porque llegan más personas. Yo no sé de dónde sacan los permisos, quién los autoriza, porque vamos al municipio y ellos dicen que no se los han dado”, indicó.

PRESENCIA POLICIAL
López agregó que cualquier iniciativa que busque entregar mayor seguridad será bienvenida. “Hace tiempo que hemos pedido algo como esto. Tenemos muchos problemas con la delincuencia. Las personas que atienden deben estar muy alertas, de hecho, ellos ya reconocen a la mayor parte de los delincuentes, que son habituales. Si hay mayor vigilancia policial, como se ha prometido, deberían bajar los robos”, subrayó.
Por su parte, el presidente del gremio de comerciantes del mercado municipal, Sebastián Maturana, reconoció que tras el inicio del plan “Barrio en Paz” se ha notado una mayor presencia policial en terreno, durante gran parte de cada jornada laboral.
“Nos consta aquello, sobretodo en la esquina de las calles Peña con Montt, donde ahora casi siempre está o un reten móvil de Carabineros o personal en motos. De ahí se coordinan para hacer las rondas por distintas calles. Ha sido positivo que las autoridades tomaran esta decisión, sobre todo en el sector más transitado de Curicó”, indicó. Maturana agregó que también ha palpado una mayor fiscalización de inspectores municipales controlando la actividad comercial informal.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario