sábado, 13 de noviembre de 2010

Falla eléctrica aparece como origen del incendio que destruyó edificio

Personal especializado de Carabineros y la PDI efectuó intensas pesquisas durante toda la mañana en la calle 4 Oriente, entre 1 y 2 Norte, zona que estaba cerrada al paso del público para facilitar las diligencias


TALCA.- Una probable falla eléctrica es la hipótesis que presenta mayor sustento para explicar el origen del incendio que, en la tarde del jueves pasado, destruyó completamente un edificio ubicado en calle 4 Oriente, entre 1 y 2 Norte, en pleno centro de Talca, donde nueve locales comerciales resultaron con daños totales, incluyendo un hostal ubicado en el segundo piso.
El siniestro se desató a las 13.45 horas y el trabajo de todas las compañías de bomberos de la ciudad concluyó cuatro horas y 35 minutos después, aunque debido a la gran cantidad de material inflamable -en especial, las vigas y estructura de madera- el fuego se reactivaba a cada rato. Incluso durante la noche hubo cuatro rebrotes que obligaron a la concurrencia de los voluntarios.
De esta forma, por orden del fiscal jefe de Talca, Oscar Salgado, el sector fue completamente aislado y quedó con resguardo de personal de Carabineros, para que hoy a primera hora se constituyeran los peritos policiales. Por ello, durante toda la noche, el tránsito de vehículos y personas fue restringido por la calle 4 Oriente, siendo liberado sólo después que terminaron las labores del personal especializado.

TRABAJO EN TERRENO
Así los primeros en llegar al sitio del suceso fue un grupo de cinco peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim) de la Policía De Investigaciones (PDI) de Talca, liderados por el comisario, Iván Vuskovic. A los pocos minutos, acudieron especialistas del Lacrim Central, quienes viajaron desde Santiago, sumando especialidades de química, mecánica, electricidad, planimetría y fotografía.
Peritos del Laboratorio de Criminalística (Labocar Maule) de Carabineros de Talca, encabezados por el capitán, Hernán Casas-Cordero, incluyeron personal especializado en investigar justamente incendios estructurales, además de electricidad, planimetría, fotografía y un perito estructural.
El comisario Vuskovic, junto a su equipo de peritos, se ubicaron primeramente en la azotea de un edificio contiguo al lugar siniestro, que alcanza una altura de siete pisos, a fin de examinar y registrar desde la altura toda la zona que resultó destruida. El jefe del Lacrim de Talca explicó que las indagaciones están abiertas a todas las hipótesis, es decir, desde un origen accidental hasta intencional.

EDIFICO ENERGIZADO
Por su parte, el capitán Casas-Cordero explicó que los peritos del Labocar Maule comenzaron a realizar pesquisas en la misma tarde del jueves, inmediatamente después que se retiraron los bomberos, precisando que las labores se concentraron en revisar los empalmes eléctricos y las conexiones que quedaron expuestas, aunque gran parte de la estructura interna del edificio se derrumbó.
En este sentido, el jefe policial reveló que los mecanismos de seguridad del sistema de distribución de energía eléctrica, tanto en el primer y segundo piso, registraban muestras de haberse activados automáticamente, lo cual -según indicó- refleja que antes del inicio de las llamas, hubo un desperfecto probablemente debido a una sobrecarga.
Dichos indicios, agregó, se suman a los antecedentes recopilados en el sitio del suceso, en particular, a los testimonios de la única persona que arrendaba una pieza en el segundo piso, quien afirmó que momentos antes del inicio de las llamas había un grupo de trabajadores realizando faenas de remodelación, agregando que el edificio estaba energizado. Un dato clave es que dicha testigo fue la única persona que estaba en el edificio, lo cual también descartaría la acción de terceras personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario