viernes, 12 de noviembre de 2010

Incendio redujo a cenizas céntrico edificio de Talca

Por orden de la fiscalía, toda la cuadra de la 4 Oriente, entre Uno y Dos Norte, quedó aislada a la espera de los peritajes que se realizarán hoy por parte de ambas policías y bomberos

TALCA.- Millonarias pérdidas, sin que las víctimas tengan seguros comprometidos, arrojó un gigantesco incendio que destruyó completamente un céntrico edifico de dos pisos ubicado en calle 4 Oriente, entre Uno y Dos Norte, reduciendo a cenizas un total de nueve locales comerciales distribuidos en cinco propiedades.
La alarma general de bomberos se activó a las 13.45 horas, motivando la llegada de las seis compañías al sitio del suceso, lideradas por el comandante, Carlos Bernales. El recinto corresponde a una antigua estructura donde, hasta antes del terremoto, funcionaban una distribuidora de diarios, una librería, una paquetería y un hostal, con habitaciones en el segundo piso.
Hilda Andrade, quien vive hace cuatro años arrendando una pieza en dicho lugar, sobre la propiedad asignada con el número 1239, había bajado pocos minutos antes a la 4 Oriente, para realizar algunas compras. Pero al retornar caminando, se espantó al observar que transeúntes advertían las llamas que alcanzaban gran altura.
La mujer intentó subir a su pieza por las escaleras, pero apenas llegó a medio camino, porque el humo hacía el aire irrespirable. Lo mismo ocurrió con un grupo de siete trabajadores que había salido a almorzar, dejando por una hora sus labores de remodelación, quienes no pudieron rescatar ninguna herramienta y tampoco sus materiales de construcción.

DERRUMBES
Con el paso de los minutos, la gran columna de humo se hizo visible desde distintos puntos de la ciudad. En el lugar, bomberos debió extremar sus esfuerzos para combatir el incendio desde la altura y a nivel del suelo, subiendo a los techos de edificios aledaños y arrojando agua a gran presión a través de los accesos.
Los bomberos lograron controlar el siniestro tras dos horas de intenso trabajo y apagaron totalmente las llamas luego de cuatro horas y 35 minutos, dando paso a la etapa de remoción de escombros. En dicho contexto, el voluntario de la Segunda Compañía, Cristián Salas, sufrió lesiones tras recibir el golpe de una pared que se derrumbó producto del fuego y el agua, siendo rescatado por sus propios compañeros y derivado al hospital en ambulancia.
El fuego se reactivaba cada cierto rato, cuando las vigas de madera caían desde la altura, junto con el desplome de paredes. Incluso una cornisa se cayó hacia la calle 4 Oriente, sin causar mayores daños. Una vez controlado el siniestro, el comandante Bernales señaló que el punto de inicio de las llamas fue en el segundo piso, específicamente en la única zona que estaba habitada.
La autoridad precisó que, en esos momentos, se manejaban dos hipótesis: la acción de terceras personas que habrían accedido sin autorización al lugar o bien un origen accidental, consistente en una eventual falla eléctrica asociada a los trabajos de remodelación. Pero la primera teoría quedó descartada, luego que familiares de la propietaria y la arrendataria coincidieran en señalar que los accesos a los locales comerciales no ocupados y al ex hostal estaban clausurados.

SITIO AISLADO
En este mismo sentido, la segunda hipótesis comenzó a ser investigada de inmediato, por cuanto la arrendataria comentó que no cocinaba en su pieza, aunque igualmente en una de las propiedades había cuatro balones de gas que explosionaron, avivando aún más el fuego. A ello se sumó que el recinto no tiene seguros comprometidos.
Un dato importante es que los comerciantes que arrendaban algunas propiedades hasta antes del terremoto, estaban a la espera de la pronta remodelación para retornar a sus trabajos, tal como lo señaló Claudio Alarcón, quien explotaba un local destinado a paquetería y venta de diversos productos. 
Por ello, las pesquisas policiales –según adelantaron fuentes calificadas- se abocarán a examinar los empalmes eléctricos, ya que se presume que la antigüedad del edificio y los daños producto del terremoto, ya que una parte del segundo piso estaba incluso sin techumbre, habrían incidido en alterar la normalidad de las conexiones eléctricas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario