miércoles, 24 de noviembre de 2010

Juez comenzó a revisar escritura de compraventa de Rangers

Magistrado Álvaro Saavedra efectuó ayer diversas correcciones al borrador, tras concurrir personalmente hasta la notaría de Carlos Hormazábal, en pleno centro de Talca

Por un lapso cercano a las dos horas permaneció, ayer, el juez del Tercer Juzgado de Letras de Talca, Álvaro Saavedra, al interior de la notaría de Carlos Hormazábal, ubicada en pleno centro de esta ciudad, a fin de comenzar el proceso de corrección y posterior firma de la escritura de compraventa del club de deportes Rangers.
Todo ello, según explicó el propio magistrado, a fin de dar cumplimiento al fallo de la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Talca, donde se ordenó adjudicar el club a la sociedad Piduco SADP, instruyendo para ello tanto el giro de un depósito por 480 millones efectuado por el abogado argentino, Ricardo Pini, en la cuenta corriente del Tercer Juzgado, así como la firma de la escritura.
Tras la resolución, el 15 de noviembre pasado, el notario Carlos Hormazábal -quien está a cargo de la redacción y custodia de dicho documento- concurrió personalmente ante el juez para requerir la firma, pero el magistrado se negó afirmando que sólo suscribiría una escritura que tenga fecha posterior al “cúmplase” del fallo de la Corte, dictado en el Tercer Juzgado el día 11 de noviembre.

CORRECCIONES
El notario Hormazábal explicó que, tras elaborar un nuevo borrador de la escritura con una nueva fecha posterior al 11 de noviembre, por cuanto el anterior documento perdió vigencia tras pasar más de 60 días sin se ratificado por un tribunal, concurrió nuevamente ante el juez Saavedra para coordinar el proceso de firma. Allí, el magistrado le anunció que al día siguiente acudiría en persona a su notaría.
Y así ocurrió, ya que el juez llegó ayer hasta dichas oficinas, junto al oficial primero del tribunal, Juan Rodríguez. Tras efectuar las correcciones al borrador, utilizando para ello un lápiz grafito, el juez abandonó la notaría a las 12.00 horas, señalando que “hemos cotejado la escritura con los inventarios realizados en su oportunidad, a fin de dar estricto cumplimiento a lo ordenado por la Corte de Apelaciones de Talca, y como las matrices de las escrituras no pueden salir de la notaría, hemos concurrido durante las horas de funcionamiento del tribunal”.
“Se han efectuado algunas correcciones, pero más bien de tipo ortográficas o cosas menores. La escritura, en términos generales, está relativamente bien. Mañana (hoy) quiero volver, pero tengo que ver previamente la carga de trabajo en el tribunal. El proceso culminará lo más breve posible, porque la Corte fue perentoria. Lo importante es que no podía firmar, en noviembre, una escritura fechada el 15 de septiembre, porque a esa altura no había ninguna orden de la Corte. Con eso estamos en regla”, dijo.

PROCEDIMIENTO
Por su parte, el notario Carlos Hormazábal se manifestó muy conforme con la revisión al borrador de la escritura realizado por el juez, agregando que una vez terminadas todas las correcciones, procederá a imprimir un nuevo documento original, para la posterior firma oficial del magistrado. Precisó que sólo tras ello firmará el adjudicatario.
“El juez revisó la escritura, que se encuentra en la etapa de revisión. Me expresó que mañana (hoy) retornará para terminar la revisión y hacer las correcciones que corresponda, para firmar a continuación. Por lo que yo he revisado, las correcciones son de forma. Una vez terminadas, se extiende y él procederá a la firma, aquí en el mismo local de la notaría. Sólo después firmará el adjudicatario”, indicó.
El notario agregó que, junto a la escritura, se va a anexar un set de documentos, que también van a ser protocolarizados en la notaría, entre los cuales se cuentan inventarios de bienes del club, así como resoluciones del proceso judicial de quiebra, entre ellos, el “cúmplase” dictado por el Tercer Juzgado y el fallo de la segunda sala de la Corte de Apelaciones de Talca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario